Compartir
Publicidad

Integral o enriquecido con fibra, no es lo mismo

Integral o enriquecido con fibra, no es lo mismo
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Constantemente estamos escuchando lo importaste que es para la dieta el consumo de alimentos integrales. Es cierto que cada vez estamos más concienciados de esto y son más los productos que tenemos a nuestro alcance con estas características. A pesar de todo sigue habiendo gente que prefiere consumir harinas y productos refinados en lugar de hacerlo de manera integral. Pero los que se decantan por la opción integral tienen otras alternativas por las que decantarse, y es que no es lo mismo integral que enriquecido con fibra. Por ello en este post queremos hacer un inciso y detenernos en estos aspectos.

Para comenzar, es importante saber por qué los cereales integrales son más recomendables para la salud que los refinados, y es que los refinados sufren una serie de procesos en los que se les filtra, muele hasta que se obtiene una harina fina y limpia. En el caso de los integrales la harina simplemente es el cereal en estado puro triturado, por lo que conserva todas las sustancias del cereal, es decir, toda su fibra al completo así como otras vitaminas, y lo que es más importante, se trata de hidratos de carbono complejos que el cuerpo tarda más en asimilar, evitando que aumente la glucosa de manera rápida para almacenarse en forma de grasa si no lo utilizamos haciendo deporte. De ahí que sea tan importante consumir cereales integrales.

En la actualidad la moda por seguir una alimentación sana ha hecho estragos en muchos productos que se venden al por mayor y no reúnen todas las calidades que predican. En torno a los alimentos integrales existe un poco esto, y es que hay muchas cosas que nos las presentan como integrales y en realidad están enriquecidas con fibras. Por ello es necesario que sepamos diferenciar esto para saber qué es lo que nos estamos llevando a la boca realmente.

Alimentos integrales

Los alimentos que son realmente integrales se obtienen, como avanzamos antes, a partir de los cereales enteros. Es decir, se aprovecha todo, el germen, la cáscara… Este tipo de harina contiene muchos más nutrientes que cualquier otra, ya que más de la mitad de nutrientes que nos aportan los cereales se encuentra en la cáscara. Los cereales integrales la contienen, y por lo tanto serán mucho más beneficiosos para nuestro cuerpo. Es cierto que los cereales enteros con más lentos de digerirse, pero a la larga es mucho más beneficioso para aprovechar al máximo la energía que nos aportarán éstos.

Enriquecidos con fibra

En cuanto a los cereales enriquecidos con fibra no tienen nada que ver con los integrales de verdad. Los enriquecidos con fibra son cereales molidos y refinados como cualquier harina al uso, solo que después de este proceso se les añade fibra. Es decir, se elimina su corteza para luego añadirles fibra sin más. Pero al igualar los niveles de fibra no se iguala el resto de nutrientes ni tampoco se consigue que los hidratos de carbono que nos aportan sean complejos, por lo que este tipo de cereales no es igual de beneficioso para el organismo.

Por este motivo es muy importante que tengamos presente siempre esto a la hora de decantarnos por uno u otro tipo de alimento. Es cierto que los cereales enriquecidos con fibra tienen un sabor mucho más agradable al paladar, pues no dejan de ser harinas refinadas, mientras que los integrales son mucho más consistentes y menos sabrosos. A pesar de todo es necesario que adaptemos nuestros gustos y acostumbremos a nuestro paladar al sabor de este tipo de cereales, ya que de este modo conseguiremos seguir una dieta sana y equilibrada.

Imagen | EvaSan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio