Compartir
Publicidad

La manzana asada, lo mejor para evitar problemas de estómago

La manzana asada, lo mejor para evitar problemas de estómago
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La manzana es una fruta típica recomendable en toda dieta de adelgazamiento, y no solo eso, sino que es uno de los alimentos básicos para mantener una buena salud, y es que como se ha dicho siempre, la manzana es una garantía de bienestar, ya que por lo menos hay que comer una al día. La manera más habitual de consumirla es cruda, algo que para muchas personas no es nada bueno por la delicadeza de su estómago, por eso en Vitónica os vamos a recomendar comer la manzana asada para mejorar su digestión.

Consumir las frutas y verduras crudas es la mejor manera de obtener todos los nutrientes que éstas nos brindan de forma totalmente directa, ya que las vitaminas están totalmente intactas y las aprovechamos al máximo, pero esto no quita para que cruda pueda sentarnos mal, ya que al fermentar en el estómago genera una serie de gases y puede hacer que la digestión se ralentice con los consiguientes problemas y molestias que esto nos causa. Para solucionarlo y hacer mucho más digestiva, la solución es comerla asada.

Al asar la manzana la sometemos a altas temperaturas, lo que hace que la fructosa de la misma se transforme y evitemos así el proceso de fermentación propio que este alimento sufre en el estómago. Es cierto que al calentar la manzana muchas de sus vitaminas se destruyen, pero para las personas que sufren de estómago y de digestiones pesadas es la mejor solución, ya que aprovecharemos mucho mejor la fibra que contiene la manzana, y que muchas veces al comerla cruda no nos hace el efecto deseado, sino que nos puede producir estreñimiento a causa de lo indigesta que puede ser.

Comer la manzana asada es una buena manera de mantener un ritmo intestinal perfecto, ya que al potenciar la acción de la fibra lograremos mejorar el tránsito intestinal y conseguir una perfecta depuración del organismo. Pero no solamente este efecto es el que produce en nosotros la manzana asada, sino que también es una buena manera de acelerar la digestión y conseguir eliminar más grasas y aprovechar mucho mejor los nutrientes que nos brindan los alimentos. Por ello la manzana asada es una buena opción para terminar las comidas e ingerirlo como postre, debido al dulzor que adquiere al calentarse en el horno y el bajo aporte calórico que nos ofrece.

Imagen | izik

En Vitonica | Manzanas asadas. Receta saludable
En Vitonica | Manzana para prevenir el síndrome metabólico
En Vitonica | Chips de manzana. Receta saludable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos