Compartir
Publicidad
Publicidad

La naranja, un aliado para controlar nuestro peso

La naranja, un aliado para controlar nuestro peso
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La naranja es una fruta típica de esta época del año. Por todos es conocido su alto aporte de vitamina C, que la convierte en una prevención natural frente a los resfriados, ya que refuerza el sistema inmunológico del cuerpo. Pero no solo eso, sino que además es una fuerte de antioxidantes que protege nuestras células de los ataques provenientes del exterior. Pero lo que no tenemos tanto en cuenta es que la naranja es un aliado a la hora de controlar nuestro peso.

Seguro que muchas personas cuando siguen una dieta de adelgazamiento dejan de lado la fruta, y la naranja es una de las que descartan. Con este post lo que queremos dejar claro es que la naranja puede ser un buen aliado a la hora de mantener nuestro peso de manera saludable. Pero para ello es necesario que hagamos un recorrido pos sus propiedades en este campo, y cómo nos ayudará.

La naranja es un alimento que además de contener infinidad de nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo, nos ayudará a realizar la digestión y asimilar mucho mejor los nutrientes que obtendremos por a través de los alimentos. Es también un aliado perfecto para el hígado y su correcto funcionamiento, así como una manera de mantener nuestro organismo activo y consumir más calorías.

Antes de nada debemos tener presente que la naranja no es un alimento milagroso que nos va a ayudar única y exclusivamente por sí misma a perder peso, sino que es un complemento a una dieta equilibrada y a la práctica de ejercicio, que son las claves para mantener la línea y una buena salud general en el organismo. A pesar de todo, la naranja posee una serie de cualidades que no debemos pasar por alto.

Mejorar la digestión

Lo más destacable de esta fruta es el poder y la incidencia directa que tiene sobre el aparato digestivo. Concretamente su zumo es el que actuará directamente sobre el aparato digestivo. Lo que hace es que a través del ácido cítrico ayuda a regular las funciones del aparato digestivo, ya que ayuda directamente en la asimilación de los nutrientes, facilitando el proceso digestivo y mejorando la situación de éste.

Mantenimiento del hígado

La capacidad que tiene a la hora de mantener un hígado sano y agilizar el trabajo del mismo es otro punto a tener en cuenta. Consumir naranja entre horas es la mejor manera de favorecer a nuestro hígado, ya que lo que hará este alimento es evitar fermentaciones de alimentos, malas digestiones e hinchazón, mejorando totalmente los procesos digestivos, y con ellos manteniendo en todo momento nuestro peso de manera sencilla.

Activador del metabolismo

La naranja también contribuye a la aceleración del metabolismo por medio de sus propiedades y las acciones citadas anteriormente. A esto debemos sumar su concentración de ácidos y fibras que hacen que nuestro metabolismo funcione mucho más rápido de lo habitual. Esto hará que el consumo calórico aumente y con ello la pérdida de grasa. Esto garantizará el mantenimiento en todo momento del peso corporal que nos interesa.

Imagen | WGyuri

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos