Compartir
Publicidad
Publicidad

Los alimentos enriquecidos "venden" y se consideran más sanos aunque en realidad no lo sean

Los alimentos enriquecidos "venden" y se consideran más sanos aunque en realidad no lo sean
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las leyendas que se presentan en los envases de alimentos pueden influir grandemente en nuestras decisiones al momento de comprar o escoger ingredientes, y un estudio reciente publicado en Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics así lo confirma al demostrar que los alimentos enriquecidos "venden" y se consideran más sanos aunque en realidad no lo sean.

Datos del estudio

Con el objetivo de saber si los alimentos enriquecidos y las leyendas que éstos llevan en su envase afectan las decisiones de compra, la búsqueda de información de los consumidores y las percepciones de salud sobre el alimento, más de 5000 adultos fueron asignados a dos productos diferentes, con perfiles nutricionales distintos y con añadido de vitaminas o no.

Se analizó la decisión de compra de cada usuario, si éstos observaban la información nutricional y si seleccionaban correctamente el alimento con perfil nutricional más sano.

Los resultados muestran que cuando un alimento lleva una leyenda en el envase señalando que está enriquecido con vitaminas, los consumidores tienden a no mirar la información nutricional del mismo, suelen considerarlo más sano que aquellos no enriquecidos, y tienden a comprar ese producto.

Asimismo, hay menores probabilidades de escoger el producto más saludable.

1366 2000

Alimentos enriquecidos: no siempre más sanos pero "venden"

Las conclusiones del estudio nos llevan a entender la gran cantidad de alimentos enriquecidos que existen hoy en día en el mercado, pues al llevar una leyenda que destaque este atributo, el alimento automáticamente tiene más probabilidades de ser elegido.

No obstante, alimento enriquecido no es sinónimo de más sano, pues si bien puede tener más vitaminas y/o minerales, no siempre tiene mejor calidad que un alimento fresco, sin envase ni etiqueta y por lo tanto, sin añadido de nutrientes.

Los alimentos enriquecidos no siempre son más sanos pero "venden", de allí que aun continúen estando en el mercado y que cada día más productos se encuentren en este grupo de alimentos.

Como consumidores debemos ser muy críticos y no dejarnos llevar por una leyenda que destaque atributos ni por un envase que fue específicamente diseñado para captar nuestra atención y vender.

Más allá de la descripción inicial de un alimento, siempre deberíamos observar la información nutricional, el precio, los ingredientes y analizar si realmente vale la pena un producto enriquecido en nuestra mesa.

Bibliografía consultada | Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, December, 2016, DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.jand.2016.10.008.
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos