Publicidad

Así te avisa tu cuerpo de que estás consumiendo demasiada cantidad de azúcar añadido

Así te avisa tu cuerpo de que estás consumiendo demasiada cantidad de azúcar añadido
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Muchos de nosotros lo sabemos ya: la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir la ingesta de azúcares añadidos a menos del 5% de la ingesta de calorías diarías. Esto quiere decir que tenemos que reducir el consumo de azúcares añadidos casi al mínimo, para no poner en riesgo nuestra salud.

El mayor problema es que los azúcares añadidos están por todas partes, los encontramos en productos que ni imaginaríamos como los yogures 0%, los cereales de desayuno, los tomates de bote, el embutido e, incluso, en los zumos. Siendo así las cosas puede resultar muy complicado para nosotros calcular cuánto azúcar estamos comiendo realmente. Estas señales de nuestro cuerpo pueden darnos pistas de que nos estamos excediendo con el consumo de azúcar añadido.

Notas mucho cansancio

Una de las comidas más azucaradas que consumimos suele ser el desayuno. Duermes bien, te levantas, desayunas como normalmente y sales de casa con bastante energía. Sin embargo, por mucho que hayas descansado - y desayunado - cuando llega la media mañana sientes un hambre bastante intensa y a media tarde ya no puedes más con tu cuerpo de cansancio.

Abbie Bernet 329631 Unsplash

La causa puede estar en que estás excediendo el consumo de azúcar recomendado. La causa puede encontrarse en los niveles de glucosa en sangre. Cuando consumimos alimentos con grandes cantidades de azúcares añadidos y un alto índice glucémico se pueden provocar picos en los que la glucosa está muy alta, pero después baja de golpe. Esto no solo nos genera una muy importante sensación de hambre y antojo por el dulce, sino que nos provoca cansancio - y mal humor -.

Los dientes no mienten

Las caries son una de las señales más conocidas que nos indican que nos estamos excediendo en el consumo de azúcar. En honor a la verdad, las caries aparecen con el consumo de carbohidratos. Al digerirlas, las bacterias producen un ácido que combinado con la saliva provoca las placas. Una mala higiene dental hace el resto. En cualquier caso, un excesivo consumo de azúcar (hidratos de de asimilación rápida) puede empeorar este riesgo.

Nuestra piel también puede ser una señal

Chris Knight 475123 Unsplash

Durante mucho tiempo se pensó que el acné y la producción de granos en la piel se debía al consumo de grasas. La realidad es que los estudios han encontrado que, en lo que a la dieta se refiere, el factor de riesgo más importante es el del consumo excesivo de azúcar añadido. Por eso, si tienes más granos y acné del habitual, puede ser que se deba al exceso de azúcares en tu dieta.

Presión arterial alta y problemas de colesterol

Siempre se ha relacionado el alto consumo de sal con una alta presión arterial. Sin embargo, las dietas con mucho consumo de azucares añadidos, y azúcar blanco, también están asociadas a la mayor presión sanguínea. Por ello, si nos han diagnosticado hipertensión una presión arterial demasiado alta, es el momento de reducir la ingesta de azúcares añadidos y sal.

Por otro lado, el consumo de azúcares añadidos también influyen en el aumento del colesterol LDL (el "malo") y la reducción del HDL, ya que estimulan su síntesis en el hígado. Un colesterol muy alto puede ser señal de que nos estamos pasando con el azúcar incluso sin darnos cuenta.

Imágenes | Unsplash

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir