Compartir
Publicidad
Chicote se acerca a los chiringuitos y cáterings playeros: un profesional nos explica las normas de seguridad que deben seguir
Alimentos

Chicote se acerca a los chiringuitos y cáterings playeros: un profesional nos explica las normas de seguridad que deben seguir

Publicidad
Publicidad

Las dos últimas semanas os hemos contado como Chicote ha acudido a una residencia a denunciar las irregularidades allí encontradas y a hablar con la Guardia Civil para contarnos el delito del atún rojo ilegal dentro de su programa "Te lo vas a comer". Esta semana, Chicote se adentra en el universo de los catering y chiringuitos ilegales para comprobar, entre otras cosas si se cumple o no las normativas de seguridad alimentaria.

Desde Vitónica hemos tratado en varias ocasiones aspectos de la seguridad alimentaria y el trabajo de las personas que velan por nuestra seguridad dentro de la alimentación. En esta ocasión hemos querido hablar con Mario Sánchez (@sefifood), tecnólogo en alimentación y divulgador sobre las medidas de seguridad que tienen que cumplir los chiringuitos y caterings y qué podemos hacer si nos intoxicamos en uno.

Las medidas de seguridad alimentaria que deben cumplir los chiringuitos

Sander Dalhuisen 713356 Unsplash

Mario Sánchez nos explica que no existen diferencias en las medidas legales que los chiringuitos o caterings deben cumplir en comparación con otros restaurantes o bares que sirvan comida: "todos tienen que cumplir con las obligaciones en seguridad alimentaria recogidas en el Reglamento Europeo 882/2004 sobre higiene alimentaria, y a nivel nacional el Real Decreto 3834/2000".

Sefi 001

Entre esas obligaciones Sánchez nos señala algunas: "desde la correcta limpieza de las superficies de trabajo, el control de plagas o el mantenimiento de las temperaturas adecuadas hasta la formación de los trabajadores. Solamente en el caso de los puestos de venta ambulantes, como carpas o vehículos y máquinas expendedoras se establecen algunas diferencias en los requisitos legales".

Queda claro que la normativa que tienen que cumplir es la misma que la de otros restaurantes. Sin embargo, la duda es si realmente se cumple o consiguen saltarse la normativa. Sánchez se muestra bastante positivo a este respecto: "en general podemos decir que la mayoría de establecimientos cumplen con la normativa vigente". Sin embargo, siempre hay excepciones: "hay que tener en cuenta el elevado número existente de establecimientos que sirven alimentos preparados, por lo que el control de todos ellos no es tarea fácil".

En principio, como nos indica Mario Sánchez, la obligación de controlar la higiene y la seguridad alimentaria es del dueño del establecimiento. Sin embargo, existen controles oficiales: "existen controles oficiales por parte de la administración para garantizar que esta legislación se cumpla, aunque la realidad es que en muchas ocasiones en insuficiente. Esta tarea recae sobre la propia Comunidad Autónoma, por lo que la situación puede ser diferente en cada caso. En algunas, las plazas dedicadas a la inspección sanitaria son muy escasas. Lo normal es que los profesionales lleven una sobrecarga de trabajo brutal. Es necesario crear más plazas para controles oficiales".

Qué podemos hacer nosotros como clientes

Lamp 764617 1920

Una de las dudas que nos surge ante esto es qué podemos hacer nosotros para asegurarnos de que el sitio en el que estamos comiendo es seguro o si debemos tener cuidado especial con algún tipo de alimento. El tecnólogo nos indica: "lo principal es que el producto esté correctamente cocinado en todas sus partes. Si percibimos que esto no es así debemos exigir que nos cambien el plato. Además, siempre que detectemos que un alimento tenga un olor, color o sabor extraño y distinto al esperable debemos optar por no consumirlo".

Si tenemos alguna duda sobre el cumplimiento de la normativa, Mario nos explica lo que podemos hacer: "existen algunos elementos que el establecimiento debe mostrar de forma obligatoria. El más conocido es el listado de alérgenos, es obligatorio mostrar todos los alérgenos por preparación culinaria, por lo que es común incluirlo en la carta. También se debe mostrar un cartel informativo sobre la inscripción en el registro sanitario correspondiente".

¿Y si nos intoxicamos?

Es posible que, en ocasiones, a pesar de tener cuidado suframos algún tipo de intoxicación. En ese caso, Sánchez nos indica que lo primero que debemos hacer es acudir a un centro sanitario: "La mayor parte de intoxicaciones y toxiinfecciones alimentarias no se detectan correctamente porque tendemos a pensar que “no son para tanto” y asociamos estas a simplemente un dolor de tripa más o menos intenso, diarrea y vómitos".

Además, debemos alertar a las autoridades sanitarias de manera adecuada y así evitar que otros consumidores acaben sufriendo el mismo tipo de intoxicación.

Qué ocurre con las alergias alimentarias

Bar 3735413 1920

Un asunto que nos preocupa especialmente a las personas que sufrimos algún tipo de alergia alimentaria es la contaminación cruzada. En este sentido, Mario nos indica: "algunos de los principios de higiene que recoge la legislación es la correcta manipulación de los alimentos, y aquí se incluye la gestión de alérgenos. El establecimiento está obligado a manipular los alimentos de forma correcta, alertando en cualquier caso cuando no se pueda garantizar la ausencia de un alérgeno concreto".

Para asegurar el cumplimiento de esa norma en los servicios de restauración "normalmente se emplean superficies de trabajo distintas, así como utensilios tales como tablas de cortar, cuchillos y otros elementos específicos para manipular alimentos que contengan alérgenos y evitar así las contaminaciones cruzadas".

Imágenes | Pixabay, Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio