Compartir
Publicidad

Chicote y Estrella Damm: el sinsentido de anunciar cerveza tirando de quimiofobia y miedo a los transgénicos

Chicote y Estrella Damm: el sinsentido de anunciar cerveza tirando de quimiofobia y miedo a los transgénicos
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Alberto Chicote ha unido su imagen a Estrella Damm en su tradicional anuncio veraniego que nos recuerda cada año lo molón que es beberse unas cervecitas a la orilla del mar. Y aunque contra ese mensaje no tengo nada que objetar (siempre recordando que el alcohol es una sustancia tóxica para el cuerpo humano), sí tengo mucas objeciones al mensaje concreto de este año: que su cerveza se hace con ingredientes 100% naturales, sin aditivos ni sulfitos y, ojo, sin organismos genéticamente modificados (OGM). Los famosos transgénicos, vaya.

Decía que tengo mucho que objetar, tanto que no sé por dónde empezar.

Los ingredientes naturales no existen

Empecemos por lo de los ingredientes 100% naturales. Este eslogan publicitario es uno de mis favoritos (ja, ja, ja) porque de hecho absolutamente nada de lo que comemos hoy es natural. Nada. ¿O es que alguien cree que podría recoger tomates, trigo o manzanas en la naturaleza? Ninguno que se parezca a los que nos comemos nosotros, que son resultado de siglos de intervención humana, ya sea en forma de selección y cruzamientos tradicionales o en forma de mejora biotecnológica actual.

Pero es que además insinuar que por ser ingredientes naturales la cerveza es mejor es una falacia que fomenta el miedo de los consumidores a la tecnología y a la química, cuando de hecho no hay nada que demuestre que un producto es mejor por ser natural. La sal, la vitamina C o la insulina, por poner solo tres ejemplos, pueden obtenerse de la naturaleza o pueden generarse en un laboratorio, y no hay ni una sola prueba de que un origen sea mejor que otro. Ni una sola.

Así que vale ya de insinuar que "lo mío es mejor porque es natural". Ni es natural, ni por eso iba a ser mejor.

Lo transgénico es tan seguro como lo no transgénico

Otro punto que me parece especialmente lamentable es el de mencionar que algo no lleva OGM como si eso fuese algo positivo. No lo es. Da igual todas las veces que cualquier empresa lo mencione como una ventaja en su publicidad. Seguirá sin serlo. ¿Por qué? Porque de nuevo no hay ninguna prueba relevante, ningún estudio serio, ningún indicio científico, nada de nada, que sugiera que ingerir organismos genéticamente modificados es un riesgo para la salud.

De hecho, lo que sí hay, y a puñados, son estudios que sugieren lo contrario: que los alimentos provenientes de organismos genéticamente modificados son tan seguros como los que no lo son. Aquí tienes uno de esos estudios, firmado por la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos, y aquí otro publicado tras analizar más de 1.700 estudios publicados durante 10 años. Son solo dos ejemplos.

¡Pero si lo que es insano es la cerveza!

Pero casi lo peor de todo esto es que el producto que presume de ser tan natural y tan libre de transgénicos y tan auténtico ¡es de cerveza! Es de un producto que contiene alcohol, una sustancia que aunque socialmente aceptada, es de hecho perjudicial para la salud por sus efectos tóxicos y adictivos.

Lo peor de todo esto es que el producto que presume de ser tan natural y tan libre de transgénicos y tan auténtico ¡es de cerveza!

Por eso resulta especialmente indignante que recurra a técnicas de marketing que afianzan y se aprovechan del miedo de la sociedad a enfermar y del interés por comer más sano (que es perfectamente legítimo aunque en este caso esté un poco desencaminado) para vender un producto que es todo lo contrario: tóxico, insano, peligroso.

Ojo, que cada uno se beba las cervezas que quiera siempre que sepa que es algo perjudicial para la salud (desde la primera gota del alcohol), y que los comerciantes de cerveza recurran a los mensajes que consideren para vender sus productos. Pero disfrazarlos de "naturales" y "sin transgénicos"... eso es una vergüenza y una forma de tomar el pelo a unos espectadores que no tienen por qué saber que son mensajes llenos de trampas.

Pero no pasa nada, porque ya estamos aquí nosotros para explicarlas.

Imagen | Estrella Damn
En Vitónica | Aciertos y errores del nuevo programa de Chicote: 'Comer bien por menos'

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos