Compartir
Publicidad
Publicidad

Flexitarianos, una nueva corriente alimenticia

Flexitarianos, una nueva corriente alimenticia
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En anteriores ocasiones hemos visto diferentes tipos de personas catalogados por la dieta que siguen. En este caso vamos a ahondar más en este mundo de los hábitos alimenticios y vamos a ver una nueva catalogación para un tipo determinado de personas, se trata de los flexitarianos. La verdad que el nombre puede parecer un poco complicado, pero existen motivos para llamarles de este modo, ya que son vegetarianos flexibles.

Cuando nos referimos a flexibles queremos decir que básicamente su dieta es vegetariana, pero existen algunas matizaciones, ya que muy de vez en cuando incorporan a su alimentación diaria otro tipos de alimentos que no provienen del reino vegetal como son el pescado y pequeñas dosis de carne. Para muchos esta forma de alimentarse rompe todos los principios de cualquier dieta vegetariana y no llega a ser una dieta convencional, por ello en Vitónica queremos detenernos en esta nueva corriente.

Para esta corriente alimenticia los productos procedentes de seres vivos pasan a un segundo plano, ya que lo que predomina en la dieta son los alimentos de origen vegetal. Además, las carnes de las que echan mano son habitualmente de aves, es decir, carnes suaves y ligeras que aportan buenas dosis de proteínas. La manera de consumirlas siempre es como complemento a un plato en el que las verduras son las protagonistas. Por ejemplo, pueden aparecer en un plato de spaghetti con verduras y algo de carne de pollo, pero siempre en muy pequeñas dosis, las suficientes para aportarnos las proteínas necesarias.

A pesar de todo, los platos en los que se incluye algo de carne solamente se consumirían en pequeñas ocasiones a lo largo de la semana, es decir, una o dos veces a lo sumo. La dieta diaria estaría rozando más la lácteo-ovo-vegetariana en la que los lácteos y sus derivados, al igual que los huevos y los vegetales serán los protagonistas de todos los platos que este tipo de personas se van a llevar a la boca. Esta sería una manera habitual de consumir proteínas animales sin caer en el consumo excesivo de carne.

Es cierto que para esta corriente alimenticia no existen prohibiciones, sino que cada persona es libre de elegir el tipo de dieta que quiere seguir según sus convicciones y forma de vida, ya que no todos tenemos las mismas necesidades en lo que se refiere a nutrición. A pesar de todo, este movimiento va más allá de una forma de alimentarse, sino que es una manera de mantener un desarrollo sostenible, ya que lo que defienden los flexitarianos es que cuesta mucho menos al medio ambiente producir un vegetal que producir un ejemplar de pescado o de carne. Por ello intentan optimizar al máximo los recursos de los que disponemos. Más que una forma de alimentación sin más, los flexitarianos lo que promueven es un estilo de vida y una filosofía al uso.

Imagen | Sean Ohlenkamp

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos