Publicidad

¿Mejor una lata de fabada o una fabada casera? Estas son las diferencias nutricionales entre ambas
Alimentos

¿Mejor una lata de fabada o una fabada casera? Estas son las diferencias nutricionales entre ambas

Publicidad

Publicidad

Aunque se ha hecho esperar,  ya estamos bastante adentrados en el otoño y el frío, las lluvias y el viento están comenzando a llegar a nuestras vidas. Para muchos esto significa que empiezan a apetecer las tardes de mantita y peli, los jerséis bien gorditos y, por supuesto, los cocidos para alimentarnos.

A pesar de que las fabadas y los cocidos son una opción calórica - especialmente si los elaboramos con carne - la verdad es que son bastante irresistibles cuando llega el frío. Sin embargo, aunque podamos creer que, ya que vamos a comer una fabada no importa si es de lata o casera, la realidad es que la diferencia es considerable.

Qué contienen las fabadas de lata

Istock 848759452

Cuando hablamos de fabada de lata no nos referimos a las legumbres que vienen simplemente cocidas en bote - y que son perfectamente saludables y recomendables - sino a las latas de fabada en las que las legumbres ya vienen elaboradas con todos los demás ingredientes y solo hace falta calentarlos.

Hemos revisado los ingredientes y los valores nutricionales de algunas de las fabadas en lata de marcas más conocidas, como la de Litoral, Hacendado, Día o Albo. La mayoría de estas recetas contienen ingredientes similares, básicamente alubias, chorizo, panceta, morcilla, pimentón, más panceta y, en algunos casos, sangre  en polvo, almidón de patatas, etc.

Presencia de sal

Istock 590157250

Lo que sí contienen la mayoría son grandes cantidades de sal y sodio. Tanto si contienen conservantes como nitrito sódico o ascorbato sódico, como si no, la cantidad de sal en estas elaboraciones es muy alta. Debemos tener en cuenta que la que menos sal presenta contiene 0,84 gramos por cada 100 gramos de producto.

Teniendo en cuenta que estas latas contienen unos 400-450 gramos y solemos consumir una lata por persona, estaríamos hablando de 3,50 gramos de sal en esta comida. En algunos casos se alcanzan los 4 gramos por ración. Teniendo en cuenta que la recomendación de consumo diario de la OMS son 5 gramos, estaríamos consumiendo casi toda la cantidad recomendada en una sola comida.

Presencia de azúcares

En cuanto al azúcar, aunque ninguna de las elaboraciones de fabada en lata que hemos encontrado contenía azúcar añadido, la realidad es que casi todas ellas contienen azúcar que forman parte el chorizo, panceta, morcilla o algún otro ingrediente de los que contienen.

Tanto es así que estas latas contienen entre 0,5 y 0,8 gramos de azúcar por cada 100 de producto. Esto, de nuevo, nos pone en cantidades que rondan los 3 gramos por cada ración. Aunque no es una cantidad excesiva, sí que puede ser demasiada considerando el tipo de alimento que es.

Las ventajas de elaborar la fabada en casa

Fabada

La principal ventaja que tiene elaborar la fabada en casa es que podemos elegir los ingredientes que utilizamos. Por supuesto, lo ideal sería elaborar las fabadas con vegetales - algo que no es tan sencillo encontrar cuando se trata de fabada de lata - con recetas como este guiso de alubias blancas con calabaza y patata que os recomendamos o estas alubias arroceras estofadas con verduras de Directo al Paladar.

En cualquier caso, si decidimos elaborarlo con carne, podemos elegir también aquellas más saludables y más magras, como la ternera o el pollo. Si, aún así, decidimos utilizar embutidos o carnes procesadas, podemos buscar aquellas que contenga menos cantidad de sal o azúcares. Cosa que con las elaboradas no podemos hacer ya que vienen con ingredientes cerrados.

Por supuesto, aunque los conservantes utilizados en nuestro país son perfectamente seguros, aportan grandes cantidades de sodio. Al elaborar nuestra fabada en casa podremos controlar nosotros mismos cuánta sal utilizamos y no necesitaremos añadir más para conservarla.

En definitiva, si queremos darnos el capricho estos días de frío y queremos comernos una fabada, muchísimo mejor elaborarlo en casa. No solo porque los ingredientes que utilicemos serán mucho más adecuados, sino también porque, a nivel de sabor, no tendrán nada que ver. Y ya que nos ponemos, disfrutemos del mejor sabor posible.

En Vitónica |Tipos de legumbres y sus propiedades (y 33 recetas para incluirlas en tu dieta)

En Vitónica |¿Nos aportan las legumbres proteínas completas? Así puedes combinarlas para complementar tu dieta

Imágenes|Directo al Paladar, iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir