Compartir
Publicidad

No, el agua fría no engorda aunque te lo digan en la televisión

No, el agua fría no engorda aunque te lo digan en la televisión
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer mismo nos contaban desde Antena 3 que beber el agua muy fría engorda. Aparentemente, una investigación "demuestra" que el agua demasiado fría nos hace ganar peso, entre otras desventajas. En la web de Antena 3 enlazan el estudio por lo que lo hemos leído para poder analizar la fuente original de la noticia.

La segunda frase del artículo ya empieza a dejarnos claro por dónde van a ir los tiros: "cuando bebemos agua solemos preferirla fría, pero según la medicina ayurvédica, lo estamos haciendo mal". No es habitual que un estudio científico cite como referencia a la Ayurveda dado que la medicina ayurvédica es un tipo de terapia alternativa, cuya eficacia no se ha probado científicamente.

Es cuestionable que una investigación científica comience citando como fuente a un tipo de pseudoterapia no científica, pero tal vez la investigación sea adecuada, por lo que seguimos leyendo.

Al continuar leyendo encontramos que no hay investigación como tal, sino un listado de presuntos beneficios de consumir agua caliente sin referenciar ningún estudio científico. Esto mismo ocurre cuando vamos a la bibliografía, donde solo encontramos enlaces a páginas webs, pero ninguna investigación.

El Doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Miguel A. Lurueña, nos cuenta en su perfil de Twitter un poco más sobre por qué en este caso no estamos ante un estudio válido o fiable y, por tanto, sus conclusiones no pueden ser tenidas en cuenta.

¿Engorda el agua fría o no engorda?

Ya sabemos que este estudio concreto no es fiable, pero nos puede surgir la duda de si la temperatura del agua que ingerimos influye o no en nuestro peso. Vamos a ver lo que dicen las investigaciones científicas al respecto.

La realidad con respecto a este asunto es que existen pocos estudios sobre el efecto del agua en nuestro peso. En aquellos que existen, algunas investigaciones han encontrado que el consumo de agua puede hacer que aumente nuestro metabolismo mediante la termogénesis, por lo que ayuda a quemar más calorías.

Otras, en la misma línea, sugieren que una mayor ingesta de agua puede estar relacionada con la pérdida de peso y grasa y con la reducción del apetito. Sin embargo, cuando buscamos diferencias en base a la temperatura del agua, no encontramos a penas investigaciones al respecto.

La conclusión de esto es que, mientras que el consumo adecuado de agua sí que podría ayudarnos a perder peso, la temperatura que tenga no parece afectar de ningún modo a su efecto en nuestro peso.

Así que, no os preocupéis y si tenéis sed este verano, bebed agua fría sin preocuparos porque os fastidie la dieta. Lo realmente importante es que consumamos el agua que necesitemos, especialmente en estas fechas, y nos mantengamos hidratados.

Imágenes | Pixabay
En Vitónica | Agua del grifo o agua mineral: ¿cuál es más saludable?
En Vitónica | ¿Bebes menos agua del que deberías? Apunta estas alternativas que harán más fácil tu hidratación

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos