Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Bebes menos agua del que deberías? Apunta estas alternativas que harán más fácil tu hidratación
Ayudas Ergogénicas

¿Bebes menos agua del que deberías? Apunta estas alternativas que harán más fácil tu hidratación

Publicidad
Publicidad

Beber las cantidades recomendadas de agua al día es un factor importantísimo para nuestro organismo, y salud en general, aunque lo cierto es que muchas personas, no es que no lleguen a las cantidades diarias recomendadas, sino que literalmente apenas la prueban.

La hidratación es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestros órganos, del cerebro y del aparato digestivo, entre otros. Pero a pesar de todo esto, la realidad es que a muchísimas personas les cuesta un auténtico suplicio mantenerse correctamente hidratado. ¿Bebes menos agua del que deberías? Apunta estas alternativas que harán más fácil tu hidratación.

Importancia de una buena hidratación

Más de la mitad de nuestro organismo es agua: ¿todavía no sabes lo que esto significa?

El cuerpo de una persona adulta contiene ni más ni menos que un 60% de agua y todos lo órganos que lo conforman tienen niveles de agua en su interior. Solo con este dato podemos hacernos una idea de la importancia de mantenernos bien hidratos.

Una buena hidratación no solo es clave para el control de peso, sino que un aporte correcto de agua es fundamental para mantener una temperatura basal correcta, eliminar los desechos que el cuerpo no necesita y transportar todos los nutrientes que ingerimos, a través del sistema digestivo, hasta el torrente sanguíneo y células.
Como veis, seguir las recomendaciones generales de hidratación es más que vital.

agua saborizada

Cantidades diarias de agua recomendadas

Sin centrarnos en requerimientos extras que podrían implicar diferentes actividades, las recomendaciones generales para adultos indican una ingesta diaria de agua de por lo menos de 2 l/día. Una cantidad mínima necesaria para reemplazar los niveles perdidos al respirar, sudar o realizar otras funciones vitales.

El agua es el hidratante universal por excelencia: sustituir la toma de bebidas azucaradas, por la de agua, puede ahorrarte miles de calorías vacías al año.
¡Apúntate al agua!

Según la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) las recomendaciones en torno a la Pirámide de Hidratación Saludable quedarían de la siguiente forma:

Pirámide de hidratación

Alternativas que te harán más fácil la hidratación

Si eres de los que te cuesta beberte ese "insípido vaso de agua"...¡Apunta estas alternativas!

  • Incorpora unas gotas de aceite esencial al gusto: una manera super sencilla de variar completamente el aroma de un vaso tradicional de agua y que te puede hacer mucho más sencillo alcanzar las cantidades de ingesta necesaria para el organismo.
    Los aceites esenciales de sabores: limón, fresa, naranja, etc... confieren, con tan solo una gota (ya que es una esencia muy concentrada), todo el aroma propio de la fruta a un simple vaso de agua.

  • Agrega frutas para saborizar el agua: podemos recurrir a otro modo super natural para aromatizar y saborizar nuestro vaso de agua: fabricar nuestra propia agua saborizada de frutas naturales. Agrega las que más te gusten y prueba alternativas:

    • Frutos rojos y limón: medio vaso de frambuesas, medio vaso de moras, medio limón, edulcorante líquido al gusto, un litro y medio de agua y mucho hielo. Calentamos el edulcorante líquido (opcional) con un poco de agua y lo pasamos a una jarra. Añadimos las frutas previamente lavadas y picadas junto con el resto del agua y lo dejaremos macerar al menos una hora en el frigorífico.
agua saborizada
  • Pepino y manzana: usaremos una manzana verde, medio pepino, edulcorante líquido (al gusto), un litro y medio de agua y hielo. Calienta el edulcorante con 4 cucharadas de agua hasta que hierva y pásalo a una jarra. Añade las frutas y verduras cortadas en láminas junto con el resto del agua a la jarra y dejamos macerar. El hielo se añadirá un poco antes de servir. Una vez bebida el agua, las frutas todavía contendrán mucho sabor, de modo que podemos volver a echar agua y reutilizar las frutas para una nueva bebida.

    • Prepara tus propios tés helados: utiliza las variedades de tés que más te gustan y combínalos con aromas diferentes: té negro con zumo de limón, té de rosas con canela...hay un montón de alternativas diferentes, encuentra la que más te guste y ten siempre a punto aun rico té helado que hidrate tu cuerpo.

Toma frutas con alto contenido en agua

La sandía y el melón son frutas que se caracterizan por poseer gran cantidad de agua, pero no son las únicas. La manzana es otra opción perfecta de hidratación

Estas son tres ideas rápidas y sencillas para convertir un insípido vaso de agua en una bebida alternativa y más apetecible. Recuerda que lo importante es mantenernos correctamente hidratados aunque sea con algunos trucos que lo hagan más llevadero.

Si a pesar de ello, y por muchas alternativas que escojas, te sigue costando llegar a unos buenos patrones de hidratación, completa tu dieta con frutas que tengan alto contenido en agua: pomelo, melocotón, fresas, ciruelas, piña, etc

frutas ricas en agua

Prepara tus propias bebidas saborizadas, recurre a tés caseros helados y procura incorporar en tu dieta habitual frutas ricas en agua. Con sencillos consejos como estos y algunos trucos para beber más agua, mantendrás tu cuerpo bien hidratado.

En Vitónica | Algunos consejos para mantener una buena hidratación
En Vitónica | La sal es la clave para una buena hidratación

Imágenes | istockPhotos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos