Publicidad

Tortilla de clara de huevo, avena y plátano para el desayuno. Receta

Tortilla de clara de huevo, avena y plátano para el desayuno. Receta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Seguramente a estas alturas ya habréis oido el debate que hay sobre si el desayuno es la comida más importante del día, si es mejor no desayunar, sus pros y sus contras... Pero hoy no vamos a hacer ningún debate. Hoy os voy a dar una receta para que, a quienes os guste y queráis probarla, la incorporéis a vuestros desayunos.

Sí, lleva clara de huevo y se puede hacer todos los días si os gusta y queréis, no hay ningún problema. Y los ingredientes de la receta, aunque yo aún no he probado a hacerlo, podéis variarlos si queréis experimentar con distintos sabores (cambiar la canela por vainilla, probar otra fruta como fresas o kiwi...) o incluso añadirle algún tipo de sirope como el que he utilizado en la presentación de la foto principal que es de sabor a arándanos.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Claras de huevo 400 ml
  • Copos de avena 60 g
  • Plátano cortado en rodajas 1
  • Canela molida al gusto

Cómo hacer Tortilla de clara de huevo, avena y plátano

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 1 m
  • Cocción 9 m

Preparación de la tortilla

Mientras ponemos a calentar la sartén en la que vamos a hacer nuestra tortilla para el desayuno, dejamos pesados los 60 gramos de copos de avena y vamos cortando el plátano en rodajas (ni muy finas, porque saldrían demasiadas, ni muy gruesas porque nos quedaríamos cortos).

Cuando se haya derretido la cucharada de aceite de coco (sin que llegue a salir humo, muy importante esto último), vertemos en la sartén los 400 ml de clara de huevo (paso 1)(mi recomendación es hacerlo a fuego lento pero sin llegar al mínimo, para no eternizarnos en la preparación) y lo dejamos así en la sartén aproximadamente un minuto.

Preparacion Tortilla Platano

A continuación, vamos cubriendo toda la superficie que conforma la clara de huevo con las rodajas de plátano (paso 2). Una vez realizado este paso, espolvoreamos los copos de avena (paso 3) por encima hasta cubrir por completo nuevamente toda la superficie. Espolvoreamos con canela al gusto (paso 4). Tapamos con la tapa de la sartén y lo dejamos a fuego lento unos cuatro o cinco minutos. Destapamos y dejamos el último minuto a fuego lento sin la tapa (es importante y deslizando un cuchillo por el borde para evitar que se pegue a la sartén, que no os importe si se "raja" la superficie de la tortilla).

Retiramos del fuego y colocamos la sartén en un plato con la avena en la parte superior. Metemos el plato en el microondas y lo ponemos a máxima potencia entre dos y tres minutos para que termine de hacerse por la parte superior (dependiendo de lo hecha que la queramos).

Forma de servir

Esta tortilla tiene a su favor que se puede comer tanto en caliente, como en frío. En alguna ocasión he tenido que dejarla hecha la noche anterior y por la mañana estaba igual de buena. Podéis probar las dos opciones y quedaros con la que más os guste. Por lo general yo suelo comerla recién hecha que es cuando más sabor tiene.

Imágenes | Vitónica
En Vitónica | Si huyo del aceite de palma, ¿puedo usar aceite de coco?
En Vitónica | Desayuno, esencial o no ¿quién tiene razón?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir