Compartir
Publicidad

Siete desayunos prohibidos para los niños

Siete desayunos prohibidos para los niños
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El desayuno es una comida de gran importancia para los más pequeños de la casa, pues representa la "recarga" de energía tras una noche sin ingestas y debería ofrecer todo lo necesario para su óptimo rendimiento físico e intelectual. Sin embargo, no cualquier opción es recomendable, sino que a continuación mostramos siete desayunos prohibidos para los niños.

Los desayunos menos aconsejados

Si buscas mejorar la salud de tus niños cuidando la alimentación en todas las comidas del día, os mostramos cuáles son los desayunos menos aconsejados para lograrlo:

  • Zumos y néctar de frutas envasados: como su nombre señala que contienen frutas o al menos derivan de éstas siempre los consideramos buenas opciones para alimentar a los niños, sin embargo, estos productos comerciales pueden contener grandes cantidades de azúcar y poco de nutrientes buenos para el organismo. Por ello, los niños no deberían comenzar el día con su consumo sino que en reemplazo podemos acudir a zumos naturales (aunque tampoco deberíamos abusar de estos) o mejor aun, a frutas frescas.
  • Cereales de desayuno: los cereales no sólo son una gran fuente de sodio sino que concentran una elevada proporción de azúcar, sobre todo, si poseen sabores y colores varios. Por ello, los cereales comerciales para desayunar no son la mejor alternativa sino que en su reemplazo es más saludable escoger avena, quinoa, arroz u otros cereales sin mayor procesamiento industrial.
  • Bollos: un bollo no es buen alimento para nadie, pues resulta una fuente de azúcar y grasas de mala calidad así como de sodio con pocos buenos nutrientes para alimentar al organismo. En definitiva, los productos de pastelería como son los bollos no son la mejor opción si queremos obtener energía de calidad para que los niños comiencen bien el día. En su reemplazo, siempre es más aconsejable acudir a pan integral, granolas caseras o avena con frutas, por ejemplo.


Cereal 1444495 1280 1

  • Galletas comerciales: al igual que la bollería, las galletas destinadas al publico infantil que los peques suelen amar son concentradas en sodio y azúcar y contienen grasas trans que en nada benefician la salud. Por ello, mejor evitar esta opción en la dieta de los niños y como reemplazo podemos elaborar sanas y sabrosas galletas caseras.
  • Barritas de granola: suenan una buena opción para nutrir a los peques y colmarlos de energía, pero no son tan sanas como parecen sino que concentran gran proporción de azúcar en su composición y pueden tener grasas trans. Al igual que los cereales de desayuno, nada mejor que reemplazar esta opción por cereales naturales y/o integrales sin procesar o bien, preparar barritas nutritivas en casa, con nuestras propias manos.
  • Cacao en polvo: para saborizar la leche muchos empleamos los productos del tipo del "Cola cao" que pueden contener hasta un 80% de azúcar y grasas en su composición que poco tienen que ver con la calidad de un cacao puro, rico en antioxidantes. Por ello, su consumo debe desestimarse en la dieta de los más peques de la casa y en su reemplazo, podemos acudir a azúcares naturales como una cucharadita de miel o bien, emplear un cuadrito pequeño de chocolate amargo con alto grado de pureza para derretir en leche caliente y darle sabor a la misma sin tanto azúcar agregado.
  • Refrescos: suena muy extremo pero he visto niños llegando a la escuela con el envase de refresco en mano, una opción a la que acuden muchos padres para "hidratar a los niños" en las primeras horas del día. Sin embargo, no son más que calorías vacías, azúcar líquido sin minerales, vitaminas ni antioxidantes, por eso, en su reemplazo podemos elaborar a un zumo natural u ofrecer un simple vaso de leche.

Si quieres cuidar la dieta de tus peques con el objetivo de proteger su salud, todas las comidas del día deben ser adecuadamente seleccionadas y resulta clave en ellas incrementar la presencia de alimentos frescos y de preparaciones caseras en detrimento de alimentos o platos procesados.

Éstos son los siete desayunos prohibidos si buscas mejorar la calidad de la alimentación de tus niños.

Imagen | iStock y Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio