Compartir
Publicidad
Publicidad

La obesidad infantil no se va a solucionar repartiendo fruta en la escuela

La obesidad infantil no se va a solucionar repartiendo fruta en la escuela
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es por criticar al Ministerio de Sanidad, pero ante la creciente obesidad de la población infantil el ministro Soria ha anunciado que se va a hacer una campaña para reducir la sal en las comidas y repartir fruta y verdura gratis en los colegios.

Sinceramente no creo que con estas simples y escasas medidas se solucione nada. Los infantes están convirtiéndose en obesos porque comen mucho y se mueven poco. La fruta y la sal es importante, sí, pero es sólo la punta del iceberg para combatir la obesidad.

Lo primero que deben de hacer es educar a niños y padres en materia nutricional. No vale con dar comida sana, hay que educar para saber cómo utilizar la comida y convertir la alimentación en saludable. Es realmente en la casa donde los niños maman la nutrición, por mucho que se les de o se les diga qué es bueno comer, si llegan a casa y ven todo lo contrario no hay nada que hacer.

Y la gran olvidada de siempre para adelgazar y luchar contra la obesidad: “la actividad física“. Es realmente esto lo que falla en la obesidad infantil, que el niño no mueva un dedo durante el día y año tras año vaya acumulando grasa que luego difícilmente se va a poder quitar.

Potenciar el deporte escolar es fundamental para luchar contra la obesidad. Los franceses llegan a tener 4 horas semanales de educación física más actividades extraescolares. Aqui sólo dos, y por la tarde son pocos los que siguen haciendo deporte. Que el niño vea como normal hacer actividad física todos los días es algo que en España no está implantado y mientras esto siga así la obesidad seguirá creciendo.

La estrategia NAOS está muy bien, los expertos vierten sus ideas para luchar y echar un pulso a la obesidad, pero con las buenas ideas no se llega muy lejos. Infraestructuras y medios para desarrollar esas ideas es lo que hace falta, y en plena crisis y con lo que está cayendo mucho me temo que poco se puede destinar a esto.

Y no es que sea mala idea repartir fruta en la escuela, me parece una idea estupenda para que al menos los niños tomen algo saludable a media mañana. Lo que me impacta es que esta medida se anuncie en prensa como si se hubiese conseguido la solución definitiva, pero ni mucho menos, esto es un maratón y estamos en el kilómetro uno.

Vía | 20 minutos
En Vitónica | Vitónica critica: la solución a la obesidad infantil es mucho más simple
En Vitónica | Frutas y verduras gratis en las escuelas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos