Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cómo se mide la distancia de una carrera?

¿Cómo se mide la distancia de una carrera?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta tarde, David de BlogMaldito nos hacía llegar vía twitter un interesante documento en el figura todo el trabajo de homologación de una carrera de 10 kilómetros, en concreto la XIII edición de la Sant Silvestre Barcelonesa de Sant Cugat del Vallés. El documento completo es de dominio público y podéis verlo aquí: más de 30 páginas de información sobre el recorrido y las mediciones del mismo. Os contamos cómo se realiza la homologación de una carrera.

Los compañeros de Running.es tienen en su web un artículo muy completo sobre el tema en el que podemos seguir el proceso de homologación paso a paso y foto a foto. Os recomiendo que le echéis un vistazo porque es un proceso interesante y que da respuesta a preguntas frecuentes de los corredores, como por qué los GPS miden algunos metros de más en circuitos homologados.

Resumimos a continuación los distintos pasos que hay que seguir a la hora de homologar el recorrido de una carrera. Se deben seguir las normas de homologación de la Real Federación Española de Atletismo y deben estar presentes, como mínimo, dos medidores.

  1. Diseño del recorrido sobre plano: consensuado con el Ayuntamiento, ya que una carrera no puede transcurrir por donde al organizador le venga mejor. En ocasiones hay que respetar ciertas zonas como el centro histórico de la ciudad o determinados lugares (¿el Retiro en el caso de Madrid a partir de 2016?) e intentar respetar al máximo el desarrollo de la vida en la ciudad, que se verá alterada por el corte de calles, transporte público, etc.
  2. Medición con bicicleta calibrada: la medición in situ del circuito se realiza con una bicicleta calibrada al milímetro sobre una base de calibrado (se miden 500 metros en una calle en línea recta y se ve cuántas vueltas da el contador de la bicicleta para recorrerlos). Para medir el recorrido se mide el recorrido más corto posible realizado en línea recta para que ningún atleta corra menos metros de los establecidos.
  3. Marcado de puntos kilométricos: se realiza cada 5 kilómetros y de forma provisional, porque puede que al final del recorrido haya que moverlos ligeramente.
  4. La norma de "1 metro más": para evitar errores, se aplica una norma por la que a cada kilómetro se le añade un metro de más. Se realizan los ajustes finales y se marca el inicio y el fin exactos de la carrera con un clavo en el pavimento.
  5. Emisión de los informes para la homologación: se debe emitir un informe como el que hemos visto antes de la Sant Silvestre Barcelonesa y que informa sobre la base de calibrado, la hoja de ruta del circuito, los reajustes realizados, las generalidades y detalles del circuito, la descripción del recorrido documentada con imágenes y la ubicación de los puntos kilométricos.

Como veis, un circuito homologado está muy controlado y medido en su recorrido más corto: el mero hecho de que realicemos un recorrido corriendo por el lado de fuera del circuito ya nos hará recorrer metros de más. Eso, unido a que el GPS tiene un margen de error de un 1%-2%, nos puede dar una idea errónea de la longitud del recorrido.

¡Detrás de una carrera hay mucha gente trabajando para que todos disfrutemos corriendo!

Imagen | iStock
En Vitónica | ¿Qué pasa cuando corres una carrera sin dorsal?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos