Compartir
Publicidad

Corredores (I). ¿Qué tipo de atleta soy?

Corredores (I). ¿Qué tipo de atleta soy?
8 Comentarios
Publicidad

Los atletas pertenecen a una raza de deportistas especial. Se trata de una actividad que no necesita casi material para realizarla (a los que nos gusta correr por la playa no necesitamos ninguno), se puede iniciar en cualquier momento de nuestra vida (con las precauciones mínimas) y podemos mantenerla hasta bien entrada la vejez. Es un deporte fascinante por lo que iniciaré una serie de entradas sobre las lesiones de los atletas.

¿Qué tipo de atleta soy?. Los corredores pueden dividirse en practicantes de jogging, corredores deportivos, corredores de larga distancia y maratonianos. Los deportistas que practican el jogging corren hasta 32 kilómetros a la semana; los corredores deportivos, de 32 a 80 kilómetros; los corredores de largas distancias entre 90 y 128 kilómetros y los maratonianos por lo menos 150 kilómetros semanales.

En función de la edad debemos tener en cuenta que los corredores jóvenes pueden sufrir lesiones si hacen carreras de velocidad durante los brotes de crecimiento, o si corren más 110 kilómetros a la semana. Los microtraumatismos (denominación de las presiones rítmicas y repetitivas que repercuten sobre el aparato locomotor) pueden lesionar el cartílago de crecimiento, que es bastante frágil, o provocar fracturas.

Los corredores de edad avanzada han de compensar el desgaste natural de su organismo y ser especialmente conscientes de sus características físicas: ¿hay alguna articulación que sufra especialmente durante la carrera?, ¿las molestias musculares que noto las podría evitar o minimizar planteando el calentamiento de otra manera?, ¿estoy hidratándome correctamente para la actividad?...

Por último, las mujeres novatas en las carreras tienen las articulaciones laxas y un elevado cociente de peso corporal sobre la masa ósea, por lo que se hallan expuestas a distensiones y esguinces, a fracturas de estrés y a las consecuencias de un mal estilo de carrera.

Si te encuentras en uno de estos colectivos deberás tener en cuenta la prevención específica hacia las lesiones que más probablemente puedes desarrollar.

En Vitónica | ¿Empiezas a correr? Hazte estas preguntas

En Vitónica | ¿Cómo llegan a la meta los corredores de larga distancia?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio