Compartir
Publicidad
Publicidad

Entrenamiento media maratón: Cuidado con los excesos nutricionales

Entrenamiento media maratón: Cuidado con los excesos nutricionales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana pasada os dimos algunos consejos para saber qué comer y cómo hacerlo de cara a acudir a correr una media maratón. Pero muchas veces las indicaciones nutricionales se pueden sacar de contexto y esto nos conduce a extremos que pueden ser perjudiciales para el desarrollo de la prueba. Por este motivo vamos a ver algunos de los errores más habituales en nutrición antes de acudir a correr una media maratón.

La ingesta de hidratos de carbono siempre es algo recomendable a la hora de acudir a correr para tener energía suficiente y así poder hacer frente a las necesidades que el organismo tiene durante la carrera. Pero hincharnos antes de acostarnos el día previo a la carrera no es la solución, ya que ingerir demasiados hidratos de carbono puede ser contraproducente, pues un exceso de alimento nos puede sentar mal, hacer que tengamos una digestión pesada y no dejarnos descansar de manera correcta. Para hacerlo bien lo ideal es durante los tres días previos comer alimentos ricos en hidratos.

Mantener unos músculos hidratados es esencial y por ello la ingesta de líquidos debe ser algo a tener presente tanto antes como durante la prueba, pero no sirve de nada atiborrarnos a líquidos y beber más de la cuenta. Hacer esto nos puede traer graves consecuencias, pues por la orina perdemos también sales minerales desequilibrando los niveles de electrolitos, y pudiendo así sufrir calambres durante la carrera. Es necesario que ingiramos líquidos en pequeñas cantidades pero de manera constante.

No desayunar antes de la carrera es otro error que muchos corredores comenten, y es que es cierto que no debemos acudir a correr con la barriga llena, pero tampoco podemos dejar nuestras reservas de glucosa por los suelos. Por eso, y si no queremos desvanecernos por falta de energía, lo que hay que hacer es madrugar y desayunar, de modo que nos de tiempo ha hacer la digestión y mantener las pilas cargadas de cara a la carrera.

Con la alimentación los días previos a una media maratón no debemos experimentar, pues un determinado alimento, por muy sano y beneficioso que parezca, si no estamos acostumbrados a él, puede causarnos problemas intestinales y estomacales. Por ello es mejor probarlos en periodos de no competición y los días previos a la carrera decantarnos por alimentos habituales en nuestra dieta a los que ya está habituado nuestro aparato digestivo.

Es necesario que tengamos esto en cuenta si queremos rendir al máximo en la carrera, y no hacer de la dieta un lastre, ya que es muy importante que acudamos a correr con la energía necesaria, pero también con el cuerpo en perfecto estado, y para ello la dieta es algo fundamental.

Vía | SportLife Imagen | nkzs

En Vitonica | Entrenamiento media maratón: Semana 1 En Vitonica | Entrenamiento media maratón: La alimentación necesaria antes de la prueba En Vitonica | Entrenamiento media maratón: Semana 2

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos