Compartir
Publicidad

La carrera por la playa

La carrera por la playa
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días, un lector de Vitónica comentaba las virtudes de la carrera por la playa. Las peculiaridades de este tipo de carrera van a estar relacionados con la consistencia de la arena y con la utilización del mar. Vamos a presentar un análisis de las diferentes superficies por las que podemos correr y los efectos que tienen para la salud.

En primer lugar hay que tener en cuenta que la playa no es un buen lugar para iniciarse en la actividad deportiva de la carrera. La irregularidad y la poca firmeza del terreno someten a los tobillos a un riesgo de torcedura que hay que tener en cuenta. Sin embargo, si eres un aficionado con cierta experiencia en superficies urbanas, puede ser un complemento muy interesante.

Las cuatro variantes que vamos a analizar son: arena mojada, arena seca, orilla y agua por la cintura.

  • La carrera en arena mojada quizá sea la más sencilla. Además se puede realizar con calzado para sujetar el tobillo y evitar la molesta erosión de la arena. La riqueza sensorial de la pisada (al pisar una superficie granulosa) aumenta la propiocepción del tobillo y fortalece la musculatura estabilizadora.
  • La carrera por la arena seca es ideal para deportistas habituales que quieran potenciar la estabilidad del tobillo. Es un ejercicio muy duro y que hay que realizar en periodos cortos (alrededor de diez minutos) y poca velocidad, pero genera una tensión muscular en toda la pierna que previene lesiones de tobillo y rodilla. Es muy conveniente, al finalizar este tipo de carrera, meterse en el agua hasta la cintura para hacer una "gimnasia vascular" y facilitar la relajación y recuperación muscular de los miembros inferiores.
  • La carrera por la orilla ofrece la variante de estar en contacto con el agua fría (y lo que eso supone a nivel vascular) y la obligación de despegar el pie del suelo (a la altura que permita superar el agua) con lo que realizamos modificaciones al gesto habitual de carrera.
  • Si corremos con el agua por la cintura, el ejercicio de potencia va a ser muy intenso. Conseguiremos unos movimientos contra resistencia que varian de forma directamente proporcional a la velocidad de la carrera.

Como siempre, la variedad es lo más completo, así que te puedes diseñar una serie de tandas en diferentes superficies para lograr un programa que contemple todos los objetivos.

En Vitónica | Entrenamiento de playa En Vitónica | ¿Por qué es bueno caminar por la playa? En Vitónica | Haz de la playa tu gimnasio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio