Compartir
Publicidad
Publicidad
La Tapia, más solidaria que nunca: 24 horas corriendo en la mítica ruta madrileña
Carrera

La Tapia, más solidaria que nunca: 24 horas corriendo en la mítica ruta madrileña

Publicidad
Publicidad

Si eres un runner madrileño seguramente hayas hecho alguna vez la ruta de la tapia de la Casa de Campo, uno de los itinerarios más míticos para los corredores de la capital. El próximo fin de semana del 21 y 22 de octubre tienes la oportunidad de correr la tapia de una forma muy especial: participando en las 24 horas de La Tapia en beneficio de la Asociación Española del Síndrome de Prader-Willi (AESPW).

El Club TriMad de triatlón organiza esta actividad benéfica en la que recorrerán la ruta de la tapia durante 24 horas: cada vuelta (de 16 kilómetros aproximadamente) se realizará en una hora y media, y cualquier persona que lo desee puede sumarse a los integrantes del club en el turno que más le apetezca. TriMad donará un euro por kilómetro recorrido, y los acompañantes pueden donar lo que estimen oportuno, ¿te unes?

Como decíamos, podéis acompañar a los integrantes del club TriMad en cualquiera de las vueltas que hagan: comenzarán a las 12:00 de la mañana del sábado 21 de octubre e irán saliendo cada hora y media hasta las 10:30 de la mañana del domingo 22 de octubre, cuando saldrá el último turno. El punto de encuentro es el aparcamiento del lago en la Casa de Campo, donde también habrá un avituallamiento.

También podéis hacer la tapia a vuestro ritmo avisando antes en el punto de encuentro, o realizar vuestra "tapia virtual" donando los kilómetros que recorras. Las inscripciones y toda la información sobre este evento benéfico las podéis encontrar en la página de Facebook del Club TriMad.

La Tapia: uno de los recorridos más míticos de Madrid

tapia-casa-de-campo Recorrido de la tapia, con un par de kilómetros más dando la vuelta al lago y saliendo a Madrid Río, por donde se puede continuar si queremos hacer una tirada más larga

Recuerdo la primera vez que me dijeron que si me apuntaba a "hacer la tapia": lo primero que me pasó por la cabeza fue que por qué tenía yo que ponerme a colocar ladrillos un domingo por la mañana, y seguramente es lo que piensen aquellos que no sean aficionados al running.

La tapia, como familiarmente se conoce a esta ruta de aproximadamente 16 kilómetros, recorre el perímetro de la Casa de Campo de Madrid, uno de los pulmones de la capital, el mayor parque público del municipio y uno de los puntos de encuentro más habituales de los deportistas madrileños, siguiendo la pared de ladrillos que la circunda.

La tapia es una ruta circular de 16 kms que recorre el perímetro de la Casa de Campo siguiendo el muro que la circunda

Esta ruta circular es una de las opciones más conocidas a la hora de hacer tiradas de longitud media cuando estamos preparando una carrera (o simplemente por pura diversión) y es perfecta, con sus cuestas rompepiernas, para preparar la prueba reina de la capital: la maratón de Madrid.

Se trata de un recorrido muy bonito en el que podemos disfrutar de los pinares que se encuentran en este enorme parque al mismo tiempo que corremos por pistas y caminos de tierra, escapando en la medida de lo posible del asfalto de la ciudad. Un recorrido muy bonito sobre todo en los meses de otoño, cuando los árboles comienzan a perder las hojas y los tonos amarillos y marrones se apoderan de la Casa de Campo.

Puede realizarse por los dos lados, aunque subiendo por la parte de la izquierda parece ser un poco más llevadera (excepto la zona de las cuestas antes de llegar a la altura del parque forestal de Somosaguas, que nos esperan siempre para ponernos a prueba) y suele realizarse con punto de salida y llegada en el lago de la Casa de Campo: perfecto para reponer fuerzas al finalizar en alguno de los bares del lago.

Mi experiencia en La Tapia de la Casa de Campo

tapia-casa-de-campo

Desde que me inicié en el mundo del running había escuchado hablar sobre la tapia un montón de veces, pero la verdad es que al principio 16 kilómetros me parecían una barbaridad, y las cuestas me asustaban demasiado como para animarme a hacerla.

Pero un domingo, mientras preparaba mi primera media maratón, me dije "hoy es el día": cogí el pulsómetro, me puse las zapatillas y avisé en casa de que si no volvía en dos horas, que mandaran a alguien a buscarme. Y mira que es complicado perderse haciendo la tapia (al fin y al cabo es seguir un muro de piedra, no tiene pérdida), pero mi sentido nulo de la orientación hizo que me perdiera. Dos veces. Al final me salió una tapia de 19 kilómetros que, por otra parte, me vino fenomenal para preparar esa primera media maratón.

Las sensaciones al recorrer la tapia son geniales para los corredores: te sientes Superman cada vez que coronas una de las siete cuestas antes de llegar al poste de luz, disfrutas como un niño en las bajadas por caminos de tierra y sonríes con emoción cada vez que reconoces alguno de los senderos que has visto en los perfiles de instagram de otros corredores ("sonríe", dicen los árboles mientras subes paralelo a la carretera de Castilla).

Una de las rutas más bonitas de Madrid, de las que apetece repetir cada domingo. Os invitamos a que esta vez la recorráis por una buena causa.

Más información | Club TriMad
Imágenes | Xauxa, Concepción Amat Orta
En Vitónica | Cinco errores de novato que no debes cometer en tu primera carrera

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos