Compartir
Publicidad

La sal es la clave para una buena hidratación

La sal es la clave para una buena hidratación
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Complementando el artículo que hicimos el otro día sobre cómo mejorar la hidratación, hoy vamos a ver la importancia de la sal en la hidratación. Aunque en un principio pueda sonar algo raro, la sal es clave para hidratarnos correctamente.

La sal no es otra cosa que cloruro sódico (NaCl), pero produce dos efectos importantes en nuestro organismo: promueve la sensación de sed y retiene líquidos. Ambas cosas, clave para mantenernos bien hidratados.

¿Cómo tomar sal para mejorar nuestra hidratación?

Cuando hay pérdidas, digamos normales, por sudoración, beber agua es suficiente. Sin embargo, cuando acabamos un entreno largo e intenso o una competición en la que hemos perdido mucho líquido y electrolitos, tomar alimentos salados o añadir sodio a la bebida, mejorará la hidratación.

Tomar algún snack salado, bebidas deportivas con sodio o añadir sal al agua son algunas de las medidas que podemos tomar para optimizar la hidratación. El sodio hará que la sensación de sed no se vaya tan pronto como lo haría con el agua, por lo que nos hidrataremos más. También retendrá más líquido, evitando que se vaya por la orina.

De este mismo modo, una comida rica en sodio y potasio después de la competición o un entreno exigente, acompañado de agua, darán un empujón a nuestra hidratación, más que si solo bebiésemos agua.

De hecho, son muchos atletas de larga distancia los que utilizan las famosas "pastillas de sal" para evitar deshidrataciones en la competición. Incluso en algunos casos, la ausencia de sal en la hidratación ha sido la causa de la muerte en competiciones tipo Ironman.

En Vitónica | La sal y el sodio, ¿debemos eliminar completamente el sodio de nuestra dieta?

Imagen | Roger Ahlbrand

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos