Compartir
Publicidad
Publicidad

Geles de glucosa: ¿buenos o peligrosos?

Geles de glucosa: ¿buenos o peligrosos?
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La glucosa es la principal fuente de energía para nuestras células y por eso, cuando las reservas de ésta en forma de glucógeno se agotan y sus niveles en sangre se reducen tras un esfuerzo intenso y prolongado, siempre viene bien una ayudita. Aunque estas ayudas también pueden representar un peligro para el organismo.

Los geles de glucosa son productos que poseen glucosa en la mayor parte de su composición, vienen en diferentes sabores y son especialmente útil para revertir la pájara en esfuerzos de larga duración. No obstante, pueden resultar un verdadero peligro si no sabemos cómo utilizarlos y la reacción de nuestro cuerpo ante su consumo.

En el caso de los maratones, es muy frecuente que después de la hora de esfuerzo, los deportistas opten por un gel de glucosa para que la pájara no destruya su actividad. Sin embargo, si ingerimos de forma brusca este tipo de productos, rápidamente tendremos un pico de glucosa en sangre al que el cuerpo responderá con un pico de insulina. Entonces, el peligro es éste, ya que la gran carga de insulina puede provocar un efecto rebote que culmina nuevamente con una pájara.

Entonces, lo que debemos saber es que éstos geles se aborden de por sí rápidamente, y no es necesario que los consumamos a toda velocidad, sino que lo ideal es tomarlos de a poco, acompañados con agua y sólo cuando ya hemos pasado al menos una hora de actividad, durante la cual podemos utilizar además de agua, bebidas isotónicas que también contienen azúcares de fácil asimilación.

Por otro lado, debemos tener la precaución de no experimentar con la ingesta de geles durante la competencia, sino de probarlos antes, durante los entrenamientos, porque cada cuerpo reacciona de manera distinta y este tipo de productos pueden hasta causar náuseas en algunos organismos.

Por supuesto, además de estos geles de glucosa que pueden ayudarnos en momentos de urgencia para revertir la pájara, nunca debemos descuidar nuestra dieta antes y después del esfuerzo, ya que una buena alimentación mantendrá en condiciones nuestros depósitos de glucógeno.

Cada uno de vosotros tendrá una experiencia particular respecto a los geles de glucosa, en lo particular, nunca he utilizado uno de éstos porque jamás estuve más de dos horas en movimiento, y cuando así lo hice, mi instrumento de ayuda fue una bebida isotónica que viene bárbaro en aquellos momentos de gran sudoración.

En Vitónica | Hipoglucemia reactiva: cuando la pájara viene por comer demasiado azúcar
En Vitóncia | La pájara, el miedo de todo deportista
En Vitónica | Glucosa contra la pájara
Imagen | PowerBar y Sheffield Tiger

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos