Compartir
Publicidad

Algunos consejos para ir de cañas y no ganar peso

Algunos consejos para ir de cañas y no ganar peso
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras las vacaciones seguro que la gran mayoría de nosotros quiere perder esos kilos que ha ganado durante el verano, y es que no practicar apenas deporte y comer bien tiene algunos efectos negativos. Pero el buen tiempo nos sigue acompañando, lo que nos lleva a seguir pasando tiempo al aire libre. Las terrazas y el momento de cañas es un peligro para recuperar nuestro peso. Por ello en este post queremos dar algunos consejos para ir de cañas de manera inteligente.

Siempre solemos asociar el momento de las cañas a la barriga cervecera y los excesos. En cierto modo no estamos desencaminados, pero lo ideal es saber cómo actuar a la hora de quedar con amigos a tomar algo en una terraza, ya que tenemos a nuestro alcance opciones menos calóricas que las habituales.

La cerveza: mejor si es sin alcohol

76806221.jpg

En primer lugar hay que desenterrar el mito de que la cerveza engorda sobremanera. Es cierto que el alcohol y su abuso no es bueno para el organismo, pero la cerveza precisamente es una de las bebidas alcohólicas que menos engorda, ya que nos aporta solamente 90 calorías por cada caña. Por ello hay que prestar atención a otras cosas que hacemos mal cuando vamos de cañas.

Es cierto que si abusamos con la ingesta de cerveza la cantidad de alcohol y calorías será muy elevada. Pero a nuestro alcance tenemos otras alternativas como la cerveza sin alcohol, que no contiene apenas calorías y nos ayudará a mantener el ritmo. Eso sí, si sustituimos las cañas por otro tipo de alcohol la ingesta de calorías será mayor, ya que el vino o cualquier otra bebida alcohólica contiene más calorías, al igual que cualquier refresco azucarado o zumo procesado.

Cuidado con las tapas: pueden arruinar tu dieta

482278961.jpg

La verdadera preocupación debería estar en lo que ingerimos como acompañamiento a la bebida, ya que es el verdadero problema de que las cañas engorden tanto. La tapa suele ser un peligro, ya que caemos en alimentos grasos, demasiado salados y nada beneficiosos para el organismo. El problema reside en que se utilizan este tipo de alimentos para provocar la sed y así conseguir que consumamos más.

Patatas fritas, frutos secos fritos y salados, torreznos de cerdo fritos… son algunos de los ejemplos que se suelen comer mientras tapeamos. Por ello la mejor alternativa es decir no a este tipo de tapas, ya que es lo que realmente nos engorda, pues se trata de un montón de calorías vacías que además nos hacen beber más y por lo tanto consumir más calorías a través de la bebida.

Lo mejor en estos casos es decantarnos por otro tipo de tapas como las aceitunas, que aunque tienen muchos ácidos grasos, son mucho más saludables, pues se trata de ácidos grasos esenciales. A esto podemos sumarle otros como el jamón ibérico. Pero sea como sea no podemos pasarnos con las tapas y tampoco con la cerveza de las cañas, ya que nuestro pedo peso lo puede lamentar.

Imagen | ThinkStock
Imagen 2 | ThinkStock
Imagen 3 | ThinkStock
En Vitónica | Las 10 tapas más saludables y ligeras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio