Compartir
Publicidad
Publicidad

Así puedes mejorar tu dieta para sumar años de vida

Así puedes mejorar tu dieta para sumar años de vida
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es claro que una dieta de mejor calidad nutricional y equilibrada, sin excesos, puede beneficiar nuestra salud ayudándonos a vivir más y mejor. Pero un reciente estudio publicado en The New England Journal of Medicine es el primero en demostrar que mejorar tu dieta puede sumar años de vida y por ello, te mostramos algunas formas de disfrutar este beneficio.

Pequeños cambios, grandes resultados

La investigación es la primera en vincular calidad de la dieta con riesgo de muerte, y evaluó durante 12 años a más de 70000 personas, por lo tanto, sus resultados son relevantes.

Se observó que pequeñas modificaciones en la dieta que mejoran la calidad de la misma pueden provocar una reducción de hasta 17% en el riesgo de muerte, lo cual indica que es momento de dejar a un lado las calorías y mirar un poco más de dónde vienen las mismas.

La calidad de la dieta fue evaluada con tres índices diferentes y se detectó que las personas que llevaban una alimentación más sana durante los 12 años de seguimiento tenían una mortalidad por cualquier causa 14% inferior, pero introducir pequeños cambios para mejorar la calidad de la misma y sostener los mismos en el tiempo puede ser de gran ayuda para reducir el riesgo de muerte por diferentes enfermedades y así, sumar años de vida.

1366 20002

No sirven grandes modificaciones como por ejemplo, adoptar una dieta milagro pues este tipo de cambios no pueden sostenerse en el tiempo dada la gran restricción que imponen, y por ello, no producen iguales beneficios que las pequeñas modificaciones que son sostenibles a largo plazo.

Así puedes mejorar tu dieta y sumar años de vida

Dependiendo de los hábitos de cada persona, algunos cambios resultarán más difíciles que otros, por ello, recomendamos adoptar de aun cambio por vez y comenzar por aquellos que sabemos podremos sostener en el tiempo, ya que como lo ha demostrado este estudio, lo importante es conservar los mismos a largo plazo.

Algunas ideas para mejorar la calidad de tu dieta y sumar años de vida son:

  • Cambiar carnes procesadas por carnes frescas: intentaremos reducir hamburguesas envasadas, fiambres, embutidos e incluso surimi y en su reemplazo, usaremos carnes magras frescas tanto rojas como blancas, pero mejor aun si optamos por pescado.
  • Reemplazar refinados por integrales: las diferencias entre integral y refinado no son pocas y por ello, cambiar las harinas refinadas y productos que los contengan por granos enteros puede ser de mucha ayuda para mejorar la calidad de la dieta y beneficiar la salud con el fin último de sumar años de vida.
  • Sumar frutos secos y legumbres: podemos usar estos alimentos en reemplazo de carnes procesadas o de cereales refinados. La autora del estudio sugiere sustituir una ración de carne procesada al día por estos alimentos con el objetivo de elevar la calidad de la dieta en un 20% y así, reducir el riesgo de muerte entre un 8 y un 17%.
1366 2000
  • Sumar una verdura y una fruta a cada comida: para garantizar un buen consumo de frutas y verduras diario y así, disfrutar de los valiosos nutrientes y grandes beneficios que estos alimentos pueden ofrecer lo recomendable es incorporarlos a cada comida y siempre que sea posible, frescos y con piel.
  • Cambiar un alimento procesado por una versión fresca o integral: por ejemplo, podemos cambiar un cereal de desayuno que usamos habitualmente por avena en copos o quinoa, es una gran opción para reducir azúcares añadidos y sumar buenos nutrientes a la dieta.
  • Reemplazar zumos de fruta por una pieza de fruta fresca: es una alternativa muy fácil de llevar a cabo que adiciona fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes y sobre todo, sacia ayudando a controlar la cantidad más allá de la calidad de la dieta.

Estos y otros pequeños cambios pueden ayudarte a mejorar la calidad de la dieta para sumar años de vida y sobre todo, para cuidar la salud y estar en forma con ayuda de una alimentación equilibrada.

Bibliografía consultada | N Engl J Med 2017; 377:143-153July 13, 2017DOI: 10.1056/NEJMoa1613502
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos