Compartir
Publicidad
Publicidad

El alcohol de fin de semana puede ser un impedimento para perder la barriga

El alcohol de fin de semana puede ser un impedimento para perder la barriga
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cuántas veces hemos escuchado en el gimnasio quejarse a personas que dicen no poder perder la barriga por mucho que hagan? En muchos casos lo que hacen no es suficiente o no está bien hecho. Habitualmente solemos echar la culpa al deporte insuficiente o a la alimentación errónea, cuando hay hábitos mucho peores, como por ejemplo la ingesta de alcohol, que es la culpable de que no perdamos esa grasa que nos sobra.

La mayoría suele consumir alcohol en sus ratos libres de diversión, y es que el alcohol y la diversión están normalmente relacionados. El problema de esta costumbre son sus repercusiones, y es que el alcohol representa un sinfín de calorías para el organismo, que acabaremos acumulando en forma de grasa. Pero la cosa no se queda ahí, sino que lo peor de todo es que personas que se cuidan durante toda la semana el fin de semana se ponen hasta arriba de alcohol pensando que esto no tiene más repercusiones que las momentáneas.

El alcohol no solamente es un tipo de sustancia llena de calorías, y es que una bebida puede tener hasta trescientas calorías por sí misma. El problema del alcohol es que tiene en el cuerpo un efecto atrofiador o mejor dicho inhibidor de la función del organismo de quemar por sí mismo la grasa. El proceso que sigue el alcohol es el siguiente, y es que es asimilado y procesado a través del hígado, donde se obtiene acetato, que se acumula en el organismo y este lo utilizara como combustible en detrimento de la glucosa que obtenemos con los alimentos. Junto a esto las reservas de grasa no se utilizaran al tener el acetato suficiente para hacer frente a nuestros requerimientos de energía. Todo esto lo que hace es atrofiar poco a poco el proceso de quema de grasas del organismo y con ello la acumulación de grasa en zonas estratégicas como la barriga y todo lo que esto significa para el organismo y su salud.

Es importante que tengamos esto en cuenta, y es que hincharnos a alcohol los fines de semana no es lo más adecuado si lo si queremos es mantener un vientre plano, y más ahora de cara al verano. Quizá sea esta la solución a esa barriga que se resiste y que no logramos perder del todo. Pero es que no solo este exceso de alcohol es malo estéticamente hablando, sino que no es nada bueno a la hora de mantener una buena salud, pues el aumento de grasa lo que hace es poner en peligro nuestro sistema circulatorio, anticipando su deterioro y propiciando diferentes enfermedades. Por ello es recomendable dejar de lado la ingesta de alcohol y pasarnos a las bebidas bajas en calorías o al agua que siempre es más sano.

Imagen | elvinstar

En Vitonica | El alcohol, un enemigo de nuestra dieta. Operación bikini
En Vitonica | ¿Por qué el alcohol engorda tanto?
En Vitonica | La incompatibilidad de tomar complementos proteínicos y alcohol

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos