Compartir
Publicidad
Esta es la comida sana que vas a dejar de comerte si te comes ese bollo para merendar
Dietas

Esta es la comida sana que vas a dejar de comerte si te comes ese bollo para merendar

Publicidad
Publicidad

Hace unos días recordábamos uno de los temas clave que tratamos en el vídeo en directo con los nutricionistas Lucía Martínez y Aitor Sánchez al hablar del azúcar: la necesidad de recuperar nuestro umbral del dulzor y de volver al sabor original de los alimentos, sin adulterarlos con toneladas de azúcar añadido.

Otro de los temas importantes que tratamos este día fue el de no solo importa lo que comemos, sino que también debemos fijarnos en qué otros alimentos estamos desplazando de nuestra dieta cuando optamos por la comida basura. Quizás importa más lo que estás dejando de comer que lo que te estás llevando a la boca.

La comida basura desplaza de nuestra dieta a otros alimentos más saludables

Cada vez que compramos comida, cada vez que cocinamos y cada vez que comemos estamos realizando una elección en la que optamos por un alimento o producto y a su vez desplazamos muchos otros.

No solo importa la cantidad de azúcar añadido o de grasas trans que puedes estar tomando cuando optas por merendar una pieza de bollería industrial: también debemos ser conscientes de que con ese mismo gesto estamos desplazando otra opción más saludable, como por ejemplo una pieza de fruta, que además de no aportarnos ese azúcar o esas grasas sí que nos brindaría la oportunidad de consumir otros nutrientes como vitaminas o fibra.

Quizás esto sea más evidente en las pequeñas colaciones que realizamos a lo largo del día (media mañana y media tarde, sobre todo) que en las comidas principales. No solo estamos hablando de calorías porque no son lo único que importa: las fuentes de las que obtenemos los nutrientes son igual o más importantes que el cómputo de calorías ingeridas al final del día.

Opciones muy extendidas de meriendas o colaciones, sobre todo cuando estamos fuera de casa, suelen ser la bollería industrial o los snacks salados. El hecho de elegir este tipo de comida nos hace desplazar otras opciones más saludables, más nutritivas, más saciantes e igualmente sabrosas: piezas de fruta entera (que, como hemos dicho, nos aportan vitaminas y fibra), una tostada de pan integral con aguacate (grasas saludables y fibra), frutos secos al natural o en forma de crema (hidratos de carbono de buena calidad y grasas saludables), smoothie bowls con frutas enteras (fibra, vitaminas, proteínas)...

Todas estas opciones que nos aportan mucho más nutricionalmente hablando que un bollo o una bolsa de patatas, son fáciles de preparar si somos previsores. Si sabes que durante la media mañana vas a estar fuera de casa y quieres picar algo, prepara la noche anterior o esa misma mañana un pequeño snack saludable que te aporte energía y sabor. Tan fácil como meter un puñado de frutos secos al natural en una bolsa hermética, o como llevar en tu bolsa un plátano y en un tarrito aparte un poco de crema de cacahuete.

Algunas opciones de snacks saludables (y con un buen aporte nutricional)

desplazar-comida-real

Estos snacks los puedes preparar en tu propia casa a partir de comida real y, además de estar muy ricos, realizan un buen aporte nutricional a tu dieta. Olvídate de las máquinas de vending y dale una oportunidad a tu cocina.

Si cada vez que compramos, cocinamos o comemos estamos realizando una elección en relación con nuestra dieta y que va a repercutir en nuestra salud, escojamos lo mejor para nosotros.

Imagen | iStock
En Vitónica | Tres snacks veganos, ricos en vitamina D
En Vitónica | Cuatro opciones de snacks ricos en fibra y en proteínas, ideales para calmar el apetito
En Vitónica | Mis snacks preferidos para comer entre horas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos