Compartir
Publicidad
¿Está nuestro cuerpo, genéticamente, mejor adaptado a la paleodieta?: para quiénes puede ser más efectiva
Dietas

¿Está nuestro cuerpo, genéticamente, mejor adaptado a la paleodieta?: para quiénes puede ser más efectiva

Publicidad
Publicidad

En nuestra última entrada sobre la posible mejor adaptación genética que podemos seguir teniendo a la paleodieta, hablamos sobre el fundamento de este plan alimenticio y el espacio temporal que abarcó, una alimentación similar, durante nuestra evolución. ¿Seguimos genéticamente mejor vinculados a este estilo de vida?

Un plan alimenticio que promueve bastante polémica y que cuenta con muchos adeptos, pero también con quienes no lo ven con tan "buenos ojos". En la segunda parte de esta serie de post sobre la paleodieta, vamos a centrarnos en lo que realmente está demostrado y veremos para quiénes, la paleodieta, sí puede ser una muy buena opción nutricional.

Problemas de sobrepeso: calidad nutricional

Si atendemos a la cifras de sobrepeso que actualmente rondan nuestro país, está claro que el modelo de alimentación que llevamos, siempre generalizando, no es ni mucho menos el adecuado. Pero, ¿es mejor la paleodieta en este aspecto?

El fin de la paleodieta dista mucho del de adoptar un nuevo estilo de alimentación para adelgazar, sino más bien el de crear un nuevo estilo de vida. Evidentemente, una persona que quiere perder peso lo puede hacer por la vía convencional: dieta hipocalórica y ejercicio. Pero a pesar de esto, la paleodieta también puede ayudarnos en este propósito.

Recordad que partimos de un plan alimenticio donde eliminamos el consumo de alimentos poco recomendable (lo que generalmente va acompañado de altamente calóricos), lo que sin lugar a duda puede ayudarnos alcanzar más fácilmente la dieta hipocalórica que necesitamos: al final, todo se acaba reduciendo al déficit calórico.
Pero lo realmente significativo es que la evidencia científica ha demostrado que una dieta baja en carbohidratos es más eficaz en la reducción de peso corporal que la alimentación convencional.

paleodieta

Siguiendo por esta línea, según otro trabajo de la Universidad de Estado del California, tras diez semanas de seguimiento a sujetos sanos de ambos sexos de entre 20-24 años de edad, la dieta paleolítica concluyó en mejoras respecto a la composición corporal, con reducciones de peso y grasa.

A pesar de que éste no sea el objetivo primordial de la paleodieta, este plan nutricional también puede ser un buen aliado en la reducción de grasa corporal, incluso, aunque no lo sigamos estrictamente, podemos utilizar sus bases nutricionales para adelgazar.

Riesgo cardiovascular: dieta sin azúcares refinados

Cáncer, hipertensión, sobrepeso, obesidad, memoria, salud dental: de esto hablamos cuando hablamos de azúcar. Más claro el agua, ¿no creéis?

Si un plan alimenticio, como la paleodieta, elimina de raíz el masivo consumo de azúcar que tenemos hoy en día, seguro que mal...no nos va a ir. Pero, como siempre, vamos a ver lo que confirma la ciencia

Multitud de estudios avalan la relación directa entre el consumo de azúcar y el riesgo cardiovascular, pero, además de este dato, estudios llevados a cabo por el Departamento de medicina de la Universidad de California, confirman el cambio metabólico y las mejoras fisiológicas en pacientes que comienzan el seguimiento del plan alimenticio paleolítico.

LOS RESULTADOS observados en comparación con una dieta tradicional contemporánea, muestran reducciones asociadas a la distensibilidad arterial, el colesterol total, las lipoproteínas de baja densidad y los triglicéridos, siendo los resultados de todos los pacientes 100% unidireccionales y a corto plazo.

En el siguiente gráfico podemos ver el efecto de la dieta paleolítica en las variables metabólicas:

Paleodieta

Enfermedades autoinmunes: dieta baja en carbohidratos y diabetes

Pero, además, si nos fijamos un poco más en los datos de este último estudio podemos ver que, dentro de las variables metabólicas presentadas, las conclusiones reflejan lo siguiente:

"Incluso un consumo a corto plazo de una dieta tipo paleolithic mejora la BP y la tolerancia a la glucosa, disminuyendo la secreción de insulina y aumentando su sensibilidad.

Hace un tiempo hablábamos precisamente del papel que juegan las dietas bajas en carbohidratos dentro de la alimentación en personas con enfermedades autoinmunes, como puede ser la diabetes tipo1.

Los tratamientos pre-insulínicos se basan en dietas bajas en CH, como es el caso de la paleodieta

De hecho, las últimas recomendaciones de las que nos hacíamos eco por parte de la ADA (American Diabetes Association), mostraban que precisamente una dieta baja en carbohidratos puede ser, además de útil, una medida efectiva en personas diabéticas.

La revisión científica ha demostrado en multitud de trabajos, que dietas bajas en carbohidratos, como la paleolítica, se relacionan con beneficios directos en personas diabéticas, tanto tipo 1 como tipo2.
De hecho, la revisión de las historias clínicas de Frederick M. Allen mostró que en la era-preinsulínica, los tratamientos dietéticos más comunes para la diabetes mellitus se basaban, precisamente, en dietas similares a la de nuestros antepasados, altas en grasas (70%) y bajas en hidratos (8%).

Conclusiones

A pesar de la controversia que genera el "tema paleodieta", lo cierto es que la evidencia científica se pone de su parte en ciertos aspectos beneficiosos y eficaces a la hora minimizar riesgos como la obesidad o los problemas cardiovasculares; además de demostrar que este tipo de dietas restrictivas pueden llegar a ser la herramienta fundamental, nutricionalmente hablando, para combatir y tratar enfermedades autoinmunes tan extendidas como la diabetes tipo1.

Próxima dieta paleo y recetas

Si te ha gustado esta miniserie de post sobre la paleodieta, bien porque buscas un cambio en tu plan nutricional o para beneficiarte de algunas de sus ventajas, os iremos proponiendo algunas recetas de platos y postres y una dieta paleo para dar la máxima versatilidad a tus nuevos paleo-platos.
¡No os las perdáis!

Imágenes | iStockPhotos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio