Compartir
Publicidad
Publicidad

Fallos calóricos habituales a la hora de preparar una ensalada

Fallos calóricos habituales a la hora de preparar una ensalada
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las ensaladas son un alimento muy recurrido en las dietas de las personas que quieren mantener el peso a raya. Es cierto que se trata de un alimento saludable y recomendable por la cantidad de ingredientes que podemos utilizar en su elaboración y la gran variedad de nutrientes que nos brindan con un aporte bajo de calorías. A pesar de todo, existen muchas trampas entorno a las ensaladas, ya que muchas veces lo que consideramos un alimento bajo en calorías no lo es tan dependiendo de los alimentos que utilicemos. Por ello queremos ver algunos de los fallos calóricos más habituales que cometemos al preparar una ensalada.

Las verduras son el alimento básico de cualquier ensalada. En sí mismos apenas contienen calorías que puedan perjudicar nuestra línea, por lo que partiendo de este punto no tendríamos ningún problema a la hora de consumir una ensalada. El problema está en los demás ingredientes. Uno de los más habituales es la pasta y el arroz. Es cierto que si queremos comer para luego realizar actividad física debemos añadirle hidratos, pero si tenemos poca actividad mejor cortarnos un poco con estos alimentos, pues nos aportan grandes dosis de glucosa que al no utilizarse se convierte en grasa. Eso sí, siempre que utilicemos estos ingredientes la mejor opción son los cereales integrales, que nos ayudarán a tener una energía más duradera que podemos consumir poco a poco.

La utilización de queso es otra de las cosas que solemos hacer a la hora de comer una ensalada. El queso, dependiendo de la variedad utilizada, es una gran fuente de grasas saturadas y por lo tanto de calorías. En una ensalada por norma general buscamos reducir al mínimo el aporte calórico, ya que con ellas lo que buscamos es controlar las calorías y el peso corporal, Por ello es necesario que desterremos el uso del queso y lo suplantemos por otras soluciones como tofu o queso fresco de Burgos, que contiene muchas menos calorías que el queso curado.

El uso de maíz es algo frecuente a la hora de comer ensaladas. El maíz es un cereal que contiene altos índices de glucemia. Además, por norma general, los granos de maíz que se comercializan suelen llevar azúcares añadidos, lo que nos aporta una cantidad mayor de glucosa, algo que para los que están a régimen no es nada recomendable. Por ello es importante que el maíz lo sustituyamos por otros ingredientes como los guisantes que son vegetales con un sabor dulce, pero con menos cantidades de glucosa.

No debemos olvidar el aceite. Siempre es importante que elijamos aceites de oliva para aderezar la ensalada, ya que son los más saludables por aportarnos ácidos grasos insaturados y omega-3. Pero no debemos olvidar que el aporte calórico es alto al tratarse de una grasa. Por ello si queremos perder peso o mantenerlo a rajatabla no debemos abusar de este alimento, sino añadir una cucharada para aderezar la ensalada de la manera más saludable posible.

Imagen | typofi

En Vitonica | Ensalada completa de patatas y atún. Receta saludable
En Vitonica | Todas las recetas de ensaladas en un sitio social
En Vitonica | Truco saludable: añade semillas a tus ensaladas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos