Compartir
Publicidad
Publicidad

La dieta de los colores, una forma de mejorar nuestra salud

La dieta de los colores, una forma de mejorar nuestra salud
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos sabemos que una dieta equilibrada es fundamental para mantener una buena salud. La variedad a la hora de alimentarnos es importante si queremos recibir todo tipo de nutrientes, por esto existe una dieta que cada vez está ganando más adeptos. Se trata de la dieta de los colores, una novedad que está arrasando en EEUU.

Esta dieta se basa en consumir vegetales y frutas de diferentes colores para mantener una alimentación lo más equilibrada posible. Pero no solamente se busca el equilibrio, sino estimular nuestros sentidos a través del atractivo de los platos que vamos a consumir. En esta forma de alimentación cada color se corresponde con un tipo de aporte nutricional, por lo que la escala cromática significa una riqueza, y es que los diferentes nutrientes que contiene cada alimento son los encargados de dar uno u otro color.

De esta forma en la dieta de los colores los alimentos se agrupan por sus cualidades cromáticas y lo hacen en 5 grupos básicos.

Alimentos de color rosáceo o morado. Estos se caracterizan por contener altas dosis de antioxidantes encargados de proteger a las células del organismo de los ataques causados por los radicales libres. Son alimentos idóneos para mantener la juventud y el buen funcionamiento del organismo durante más tiempo, concretamente nos ayudan a mantener un sistema circulatorio y un corazón en perfectas condiciones, así como a prevenir diferentes tipos de cáncer. Dentro de estos alimentos encontramos las berenjenas, las moras, las uvas negras, los arándanos, las ciruelas...

Los alimentos de color rojo contienen altas dosis de betacarotenos necesarios para mantener la salud de la piel, ya que nos ayudan a protegerla de los radicales libres que recibimos directamente del ambiente y del sol. Su alto poder depurativo hace que eliminemos toxinas del organismo. No debemos olvidar su alto contenido en antioxidantes necesarios para proteger las células. Este tipo de alimentos son las fresas, cerezas, tomates, manzanas rojas, sandía...

Los de color verde nos ayudan a prevenir el colesterol, mejorando así nuestra circulación y evitando enfermedades cardiovasculares. Contienen altas dosis de fibra que nos ayuda a mantener un correcto tránsito intestinal. Dentro de este grupo podemos destacar el brócoli, los kivis, los vegetales de hoja verde como la lechuga, la col, el repollo, las manzanas...

El color blanco de algunos alimentos nos orientará del alto poder antioxidante que tienen, y que nos ayudará a mantenernos protegidos frente a determinados tipos de cáncer. Además son un perfecto aliado para reducir los niveles de colesterol en sangre, mejorando así la presión arterial. Son también un buen refuerzo del sistema inmunitario, ya que ayudan a aumentar las defensas del organismo y mejorar nuestra resistencia frente a los agentes que pueden causarnos algún tipo de enfermedad. Entre estos alimentos destacan las cebollas, nabos, ajos, puerros...

Los amarillos o anaranjados nos ayudarán a mantener los huesos y los dientes fuertes, además de proporcionarnos una piel totalmente saludable y una vista envidiable. Podemos destacar entre este grupo algunos como las naranjas, el mango, el melocotón, las patatas, las zanahorias, mandarinas, la calabaza, las piñas, el plátano, la papaya...

Es importante que en nuestra dieta diaria incluyamos alimentos de todos los colores para mantenernos en plena forma, ya que el mundo de los vegetales y las frutas nos brinda un gran abanico de posibilidades que no tenemos que pasar por alto y que por lo tanto debemos utilizar a nuestro favor.

Vía | Dietas.com Imagen | SXC

En Vitonica | Dieta equilibrada con alimentos de colores En Vitonica | Los colores de la dieta española En Viotnica | Cromoterapia, el efecto de los colores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos