Compartir
Publicidad
Pizza para desayunar y otros seis desayunos que, para tu sorpresa, son más sanos que los cereales industriales
Dietas

Pizza para desayunar y otros seis desayunos que, para tu sorpresa, son más sanos que los cereales industriales

Publicidad
Publicidad

¿Es posible que una pizza sea un desayuno saludable? Según las declaraciones de una nutricionista estadounidense al Daily Mail, lo cierto es que se trata de una opción nutricionalmente más sana que el típico desayuno que podemos ver en la mayoría de las casas: los cereales industriales. Puestos a elegir el peor de los males, mejor la pizza que los cereales, ya que la pizza puede realizar un buen aporte de proteínas y de grasas saludables (algo más que el cereal refinado y el azúcar del desayuno tradicional).

Si cada día eliges desayunar cereales comerciales, debes saber que la mayor parte de ellos están colmados de azúcares libres o añadidos que entorpecen la salud del organismo y para peor, aun los cereales de tipo "fitness" son productos de mala calidad que no deberíamos consumir. Para que nos demos cuenta la mala calidad que poseen estos alimentos, dejamos siete desayunos sorprendentes que son más sanos que los cereales industriales.

Huevos en todas sus variantes

1366 2000

Los huevos siempre han sido considerados parte de un desayuno de mala calidad, pesado y para nada recomendable en una dieta sana, sin embargo, el huevo escalfado, a la plancha o duro como parte de diferentes preparaciones puede ser una excelente alternativa a los cereales de desayuno comerciales.

Mientras que los cereales industriales concentran en promedio 20% de azúcar, el huevo no contiene nada de este nutriente que la OMS recomienda reducir sino que es una combinación saciante de proteínas y grasas.

Mejor aun si elaboramos con huevo tortillas con vegetales o si usamos sólo sus claras como en esta tortilla de berenjena.

Los desayunos con huevo saciarán más y no sumarán el azúcar que tienen los cereales industriales. ¡Pero tienen más grasas! No es un problema, pues las grasas ya no son lo que eran antes sino que sólo las grasas trans o el aceite de palma propios de los productos procesados son un problema y no las grasas saturadas derivadas del huevo.

Jamón serrano o jamón cocido

1366 20001

Aunque son carnes procesadas y deberíamos minimizarlas en nuestra dieta, estas opciones son concentradas en proteínas (más de un 20%) y aunque pueden contener azúcares, nunca superan el 2%.

Si conseguimos un jamón serrano de calidad, obtendremos grasas sobre todo insaturadas y proteínas que saciarán fácilmente.

Si las combinamos con un pan integral hecho en casa o bien con huevos o vegetales varios en un salteado por ejemplo, lograremos un desayuno mucho más nutritivo que los cereales industriales, aunque como dijimos, no debemos abusar de estas alternativas que pueden contener aditivos y mucha sal en su composición.

Tocino

Bacon 1323412 1280

El tocino es una porción de carne grasa de cerdo que llega a contener hasta un 50% de grasas, pero muchas de ellas son monoinsaturadas y una gran parte saturadas. Es una opción que también aporta muchas proteínas (35%) y que por ello es más saciante y más recomendable que la gran cantidad de azúcar que consumimos cuando escogemos cereales industriales.

Podemos incluir tocino en una frittata con huevos y verduras, en una tarta con vegetales o bien, para acompañar una tostada de pan integral con tomate simplemente.

El tocino si bien no contiene azúcares, también es concentrado en sodio y puede tener aditivos que perjudican la salud, además de ser de alto valor energético, por lo que aunque es mejor opción que los cereales industriales, nunca deberíamos abusar de su consumo.

Sándwiches varios

Appetizer 1238615 1280

A base de pan integral sobre todo, podemos elaborar sándwiches varios con pechuga de pollo o pavo previamente cocinada en casa, huevos, quesos, y vegetales varios.

Siempre parecen una opción de más calorías que los cereales industriales, sin embargo, dependiendo de la alternativa elegida, estas preparaciones pueden tener igual aporte energético por ración y ser mucho más saciantes, con fibra, proteínas, antioxidantes y vitaminas y minerales varios.

Algunas buenas alternativas son este sándwich de calabacín, o estas pitas de atún y camarones ideal para un plato sencillo y rápido.

Pizzas caseras

1366 20002

Las pizzas comerciales, ya listas para consumir suelen tener harinas refinadas en su interior, pero si las elaboramos en casa a base de harina integral podemos consumir una porción de pizza en el desayuno para mejorar la calidad de esta comida al reemplazar los cereales industriales.

Una porción de pizza casera puede tener igual aporte energético que una ración de cereales, pero mucha más fibra, proteínas que sacian y micronutrientes de calidad si sumamos vegetales a la misma.

Además, eliminaremos el azúcar por completo si las elaboramos en casa escogiendo con cuidado sus ingredientes.

Bizcochos o muffins hechos en casa

1366 20004

Aunque son productos de pastelería, si los elaboramos con nuestras propias manos podemos mejorar considerablemente la calidad de estas preparaciones y así, lograr una alternativa de mejor calidad a los clásicos cereales de desayuno comerciales.

Usando harinas integrales e incluyendo semillas, frutos secos o frutas frescas podemos lograr bzscochos o muffins ricos en fibra y que brinden mucha más saciedad que los cereales industriales.

Además, también podemos mejorar aun más estos platos logrando pasteles, bizcochos y más sin azúcares libres en su interior y con variedad de nutrientes buenos para el organismo.

Algunas alternativas buenas a los cereales comerciales son este pastel de zanahorias y nueces o este bizcocho con avellanas y almendra.

Bagels

1366 20005

Son los panes protagonistas de los desayunos neoyorquinos y se elaboran igual que un pan blanco tradicional, sólo que cambia su método de cocción dando un rápido hervor primero.

Son fuente de harinas refinadas y por ello no son la opción más recomendable para una dieta sana, aunque no contienen azúcares como sí poseen los cereales industriales y si los combinamos con vegetales, queso fresco o huevos podemos lograr un bocadillo muy recomendable y saciante para la primer comida del día.

Si nos animamos a hacer bagels en casa, siempre podemos modificar la receta tradicional y elaborarlos con harinas integrales o semillas que suman más fibra y reducen el índice glucémico de los mismos.

Estos son siete desayunos en apariencia poco sanos pero que para sorpresa de muchos, son alternativas de mejor calidad que los cereales industriales.

Si siempre queremos desayunar cereales, mejor optar por aquellos integrales y naturales dejando a un lado las opciones industriales colmados de azúcares y sodio.

Imagenes | iStock, Pixnio, Pixabay y Directo al Paladar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio