Compartir
Publicidad

Un polémico estudio relaciona alimentación y mortalidad: lo que en realidad dice la ciencia

Un polémico estudio relaciona alimentación y mortalidad: lo que en realidad dice la ciencia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde ayer ha saltado a los medios los resultados de una investigación publicada el día 3 de este mismo mes en la revista The Lancet. Algunos de estos medios nos han informado de que estos resultados indicaban que comer mal mata más que fumar

Por supuesto, las reacciones tanto positivas como negativas a este tipo de titulares no se han hecho esperar. Y es que, para algunos, esta investigación podría estar facilitando a los fumadores una excusa para continuar fumando ya que no sería peor que comer mal. 

La investigación publicada en The Lancet es una investigación epidemiológico lo que, entre otras cosas, significa que se trata de un estudio observacional. Efectivamente, esta investigación financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates, recogió información sobre la ingesta de 15 nutrientes relacionados con riesgos nutricionales en 195 países diferentes. 

Para hacerlo recogieron información de diferentes bases de datos sobre nutrición, así como de diferentes investigaciones y metaanálisis. Una de las debilidades de estas bases de datos es que muchas de ellas están realizadas con información autoinformada de los propios participantes. Esto hace que estos datos no sean completamente fiables. Este aspecto lo tienen en cuenta las investigaciones epidemiológico y es por ello que se tratan de investigaciones que no señalan causalidad. 

Stephanie Mccabe 92133 Unsplash

Los resultados encontraron que parece existir una gran diferencia entre la ingesta recomendada de alimentos como frutos secos, semillas, leche y cereales de grano entero y el consumo actual. Así mismo, el consumo de carne roja es mayor de lo recomendado, así como de azúcar añadido, o sodio. Además, los resultados señalan una asociación entre una dieta poco saludable y una alta mortalidad (11 millones de personas en el mundo). 

Al tratarse de una investigación epidemiológica, no establece causalidad entre la dieta y la mortalidad o viceversa, sino que señala que existe una asociación. En la investigación señalan que han ajustado los datos en base a otros factores de riesgo como el consumo de tabaco, la edad, la actividad física, etc. En cualquier caso, al tratarse de una investigación observacional la información aportada por los participantes puede no ser del todo fiable. 

En el momento actual, y con los datos obtenidos por esta investigación, lo único que podemos saber, y que conocemos, es que existe una alta asociación entre comer de forma poco saludable y el riesgo de fallecimiento. En la propia investigación señalan que las evidencias eran en su mayoría observacionales y que la fuerza de las evidencias que señalaban una posible causalidad eran más débiles que las que señalan una relación causal con otros factores de riesgo como el consumo de tabaco y llaman a ser prudentes a la hora de interpretar estos resultados. 

Imágenes | Unsplash


Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio