Publicidad

Acné y dieta: esta es la relación que existe entre ambos
Enfermedades

Acné y dieta: esta es la relación que existe entre ambos

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

El acné es una enfermedad crónica muy extendida y terriblemente molesta para quien la padece. Lo más interesante es que la alimentación es, precisamente, un factor crucial en su manifestación.

Lo que comemos, efectivamente, afecta a la afección. Esto se debe a los cambios hormonales que puede incentivar en nuestro cuerpo. Sin embargo, ¿cómo funciona? ¿Podemos usarlo en nuestro propio beneficio? Echemos un vistazo a lo que sabemos al respecto.

¿De dónde "sale" el acné?

El acné común, o acné vulgar, es una enfermedad que aparece de forma crónica en la piel de quien lo padece. Se manifiesta con granos y pápulas, muchas veces con pústulas rojizas y de otros colores debido a los humores que se producen. Estos se dan a partir de la inflamación a partir de una pequeña infección de los folículos pilosos y sebáceos de la piel.

El acné puede darse de muchas maneras, manifestándose con pus, de manera atrófica, enquistándose... todo ello debido a la reacción que se produce en la piel por culpa de la presencia (aunque no solo) de ciertas bacterias, como Propionibacterium acnes y la respuesta del cuerpo a su presencia.

Photo 1560923680 76420f433962

Dicho todo esto, existen dos factores esenciales en la aparición del acné. El primero de ellos es el hormonal y el segundo el genético. Efectivamente, el acné suele estar relacionado de manera familiar. Aunque se desconocen muchas de las causas o mecanismos exactos, también se sabe que esto tiene mucho que ver con las hormonas.

Efectivamente, los cambios hormonales bruscos y algunas de sus consecuencias parecen afectar directamente a la aparición de la patología. Esto es coherente con lo observado sobre el acné en embarazadas, adolescentes, ante la medicación o, como decíamos, incluso ante la dieta.

Sí, la dieta afecta al acné

Hasta donde sabemos, tal y como recoge Aitor Sánchez en su blog, "Mi Dieta Cojea", existen dos sustancias que sabemos que afectan a la aparición del acné: los lácteos y aquellas que afectan a nuestros picos de glucemia. A pesar, tal y como explica el nutricionista, de que existen multitud de errores metodológicos en los estudios más antiguos, lo cierto es que tenemos evidencias nuevas y más concisas que apuntan a esto.

En un principio se pensaba que los lácteos tenían que ver con las grasas que contienen y cómo nos afectan. Sin embargo, evidencias posteriores han comprobado que está relacionado con los precursores hormonales presentes en los lácteos y no con las grasas en sí mismas. En concreto, la leche podría tener precursores de la testosterona o modificadores de otros aspectos hormonales importantes.

Aunque se desconocen muchos matices, los estudios prospectivos al respecto confirman la hipótesis que relaciona los lácteos con el acné, y también hay evidencias de que no es la grasa lo que lo provoca. Por otro lado, también se ha llegado a la conclusión de que los alimentos con una baja carga glucémica, o las dietas bajas en glúcidos y altas en proteínas, podrían estar relacionadas con una menor incidencia del acné.

Otro aspecto importante sobre los glúcidos, apunta el nutricionista, es que los glúcidos de cadena corta suelen relacionarse con la aparición de la enfermedad, y no los de cadena larga (algo que tendría sentido con respecto a la carga glucémica y los picos de glucemia). Un punto interesante que resalta es que muchos de estos estudios, además, están relacionados con otras condiciones fisiológicas, como es la pérdida de peso. ¿Qué papel juega esta situación en el acné? No lo sabemos.

¿Y qué pasa con el chocolate, otros alimentos y el acné?

En realidad, no existen evidencias de que el chocolate afecte a la ocurrencia del acné. Tampoco tenemos ningún indicio de que esto pueda ocurrir ni una justificación de que fuese así. Por lo menos no en cuanto al cacao. Pudiera ser que la leche o el azúcar sí que afecten, pero no el chocolate en sí mismo, al menos, hasta donde sabemos.

Tampoco tenemos muy claro si hay otros elementos nutricionales que afecten más o menos a la patología. Todos los resultados al respecto de otros alimentos son, como mucho, poco concluyentes. Así que solo podemos hablar de los lácteos y los azúcares "simples" como alimentos directamente (siendo simplistas) relacionados con el acné. Pero cuidado.

Photo 1542843137 8791a6904d14

¿Debemos evitar estos alimentos para reducirlo? Lo más importante, tal y como recuerda el nutricionista, es no tomar decisiones precipitadas y tajantes al respecto. La relación, aunque existente, es bastante difícil de interpretar. No podemos dar recomendaciones basándonos en tan pocos datos.

Al menos no de forma concluyente. Por el momento, lo mejor es acudir al especialista si es que el problema es grave. Por descontado, eliminar los azúcares libres todo lo que podamos de nuestra dieta no nos va hacer ningún daño, al igual que tampoco tendría que hacerlo reducir los lácteos, ya que, aunque son un alimento muy rico en proteínas de alto valor biológico, no son indispensables.

En Vitónica | Todo lo que necesitas saber del acné: qué lo causa y cómo puedes tratarlo

En Vitónica | El ejercicio: ¿puede agravar el acné?

Imágenes  | Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios