Publicidad

Alzheimer: cuidados de los cuidadores

Alzheimer: cuidados de los cuidadores
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Estamos hablando de la enfermedad de Alzheimer, y es un mal en el que no podemos pasar sin hablar de los cuidadores no profesionales, esas personas, normalmente familiares, que tienen la dura tarea, tanto física como mental, de mantener en las mejores condiciones posibles a los enfermos de Alzheimer. La enfermedad también los afecta a ellos, que necesitan unos cuidados para los cuidadores de los enfermos de Alzheimer.

El Alzheimer es una enfermedad que puede durar años, y que provoca pérdida progresiva de capacidades mentales, y también físicas. El cuidador no profesional tiene que mantenerse también con unos cuidados, para poder hacer frente a todos los cambios que sufre el enfermo de Alzheimer.

En este caso, los consejos son similares a los que dimos para prevenir el Alzheimer, que enlazo en el primer párrafo: vida saludable en cuanto a alimentación y evitar hábitos tóxicos, ejercicio físico y trabajo a nivel mental.

Contar con apoyo de personas en situación similar (es decir, otros cuidadores) también ha demostrado ser muy eficaz. Se comparten ideas y técnicas de cuidados, se dan consejos basados en la experiencia y se comparte información. Un ejemplo es la red cuidadoras.net, una red social donde cuidadores comparte sus experiencias y les sirve de apoyo.

El apoyo social, es decir, la red de contactos, es muy importante en los cuidadores. Por ello es importante participar en eventos presenciales para cuidadores. Tanto ponencias y charlas sobre la enfermedad, como consejos de movilizaciones para realizar los cuidados pueden ser muy útiles. Tampoco hay que olvidar actividades de ocio, como excursiones, bailes, talleres de manualidades... que ayudan a crear vínculos sociales y a relajar la tensión emocional del día a día.

Y para terminar, no podemos dejar de señalar lo importante que es la actividad física en este tipo de personas, por múltiples motivos. El ejercicio, sobre todo si es grupal, ayuda a crear vínculos sociales y a eliminar estrés. El cuidado de un familiar enfermo supone un gran esfuerzo, por lo que hacer un entrenamiento aeróbico y de fuerza ayudará a que la tarea del cuidador sea más llevadera. El ejercicio también es útil como actividad relajante después del esfuerzo: Pilates suave, actividad en piscina, gimnasia de mantenimiento en grupo...

El Alzheimer afecta cada vez a más personas, ya que también la esperanza de vida es mayor, y este tipo de deterioros son más probables en edades avanzadas. Por lo tanto, una buena formación y cuidados a los cuidadores son pilares básicos para garantizar el bienestar tanto de los enfermos de Alzheimer como de sus familias.

Imagen | Ministère du Travail, de l'Emploi et de la santé

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir