Compartir
Publicidad
Publicidad

Como debe afrontar el deporte un diabético

Como debe afrontar el deporte un diabético
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El deporte es una de las mejores medicinas que existe, y es que es una ayuda activa a la hora de conseguir un organismo en perfecto estado. La práctica deportiva nos mantiene alejados de algunas enfermedades como la diabetes, que la podemos prevenir simplemente realizando a diario sesiones de entrenamiento. Pero no solo nos servirá para evitar esta enfermedad, sino que es una buena manera de controlarla. Por ello queremos detenernos en cómo debe enfrentarse al ejercicio una persona diabética.

Como hemos visto en anteriores ocasiones existen varios tipos de diabetes. Por un lado está la diabetes tipo I que es la que necesita que el paciente se pinche insulina. Este tipo de diabetes hace al individuo más dependiente, ya que depende la insulina y sus pinchazos para poder llevar una vida normal. Por otro lado tenemos la tipo II que no necesita insulina, sino simplemente un control de los alimentos que nos llevamos a la boca y de nuestros hábitos de vida.

A la hora de hacer deporte hay que tener en cuenta que éste nos ayudará a mantener los niveles de glucosa a raya, algo que en el caso de los diabéticos debe controlarse. Por este motivo en este post queremos diferenciar entre los dos tipos de diabetes para así ver cómo debe entrenar cada individuo.

Diabetes tipo I

En primer lugar vamos a detenernos en las personas que padecen la diabetes tipo I y necesitan de la insulina para regular los niveles de glucosa en sangre. Estas personas deben tener un cuidado especial a la hora de hacer deporte. La planificación y la costumbre debe ser un punto a tener en cuenta, y es que estas personas deben realizar ejercicio a diario a la misma hora más o menos para seguir un orden y acostumbrar al cuerpo.

La intensidad del ejercicio es otro punto a tener en cuenta, al igual que los índices de glucemia antes y después de practicar deporte. Siempre debemos inyectarnos la insulina en aquellas partes que no vayamos a utilizar en el entrenamiento. A esto debemos sumarle un aporte extra de hidratos de carbono antes o durante el ejercicio. Una alternativa a esto es bajar la dosis de insulina. No es recomendable realizar ejercicio en condiciones adversas de frío o calor, además de que es recomendable la mañana para entrenar si padecemos este tipo de diabetes.

Diabetes tipo II

En el segundo caso, cuando se padece diabetes del tipo II es necesario planificar una serie de rutinas de entrenamiento regulares, ya que la práctica diaria de ejercicio nos ayudará a regular los niveles de glucosa. El deporte es, de este modo, una manera de combatir esta enfermedad y poder acabar con ella, además de ser la mejor manera de prevenir la aparición de esta enfermedad. A esto debemos sumarle la dieta, que debemos cuidar al máximo para evitar que este grado de diabetes aumente.

Beneficios generales del ejercicio

El ejercicio en ambos casos mejorará la absorción de la glucosa por parte del músculo, así como la sensibilidad a la insulina, que mejorará el efecto que tiene en el organismo. El deporte también disminuirá la necesidad de insulina por parte del cuerpo, así como la dosis de insulina que debemos suministrar al organismo. Junto a esto no debemos olvidar el control de peso que se establece a través del ejercicio, así como de los niveles de grasa y colesterol que tenemos en el organismo.

Por este motivo es importante que las personas enfermas de diabetes hagan de la actividad deportiva un constante en su vida y lo tengan presente, ya que de este modo lograrán mejorar su estado frente a la enfermedad, mejorando su estado de manera evidente.

Imagen | MsH_ISB

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos