Compartir
Publicidad

Deshidratación: Algo más que perder agua (III)

Deshidratación: Algo más que perder agua (III)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ya estamos en la tercera entrega relativa al tema de la deshidratación, si en el primero exponíamos los tipos de deshidratación que podemos encontrar y en el segundo hablábamos de la prevención, ahora es el turno de hablar de las sales minerales perdidas con el sudor y su importancia en el organismo, de ahí que se recomiende alternar el uso de agua mineral con bebidas isotónicas (además de los hidratos de carbono de rápida asimilación que esta última posee).

Nos basaremos en los tres minerales más importantes en cuanto a deshidratación se refiere: Sodio, Potasio y Magnesio.

Sodio (Na): Un tipo de metal alcalino que a nivel biológico se encarga, junto al potasio, de regular las reacciones y la transmisión del denominado impulso nervioso y contracción muscular, además de regular el índice ácido-base y de la absorción celular de nutrientes. La deshidratación provoca la denominada hiponatremia, que da lugar a contracciones musculares involuntarias, calambres, étc. (en algunos casos denominados "tirones").

Potasio (K): Otro metal alcalino de composición similar a la del Sodio. Aúnque también es importante a nivel de ADN, en cuanto a lo que nos interesa tiene su importancia en una medida muy similar a la del sodio (regulación del impulso nervioso), tanto en necesidades como en patologías ("tirones").

Magnesio (Mg): Uno de los minerales más importantes (es el 7º más abundante en la tierra), a nivel biológico es muy importante tanto a niveles de ADN y ARN como a nivel óseo. Por otra parte, es muy necesario en distintas reacciones químicas y coenzimas dependientes del ATP (Adenosín TriFosfato, claveen los procesos metabólicos).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos