Compartir
Publicidad

Estos científicos podrían haber encontrado la causa del síndrome de fatiga crónica: dos proteínas inflamatorias

Estos científicos podrían haber encontrado la causa del síndrome de fatiga crónica: dos proteínas inflamatorias
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hasta ahora lo poco que se sabía con relación al síndrome de la fatiga crónica es que se trata de un tipo de trastornos que afecta a alrededor de 200.000 personas en nuestro país. Esto supone cerca del 0,5% de la población. Sin embargo, por el momento no se conocían las posibles causas detrás del desarrollo de esta enfermedad aunque se creía que podía deberse a algún tipo de virus como el del herpes humano.

Una nueva investigación encuentra que el motivo podrían ser una dos proteínas inflamatorias que afectarían al sistema inmune. Uno de los problemas que los investigadores habían encontrado hasta ahora era poder investigar las causas de la enfermedad antes de que ocurriera de modo que se pudieran determinar las causas.

Sin embargo, en este caso, los investigadores intentaron adelantarse a este problema. Para ello, examinaron a 55 pacientes con hepatitis C. Estos pacientes estaban siendo tratados con interferón alfa. Este tipo de medicamento desencadena una respuesta inmune que ayuda a combatir la hepatitis. Sin embargo, este mismo medicamento puede generar algunos efectos secundarios como la fatiga.

Dmitry Schemelev 734013 Unsplash

Gracias a evaluar a estos pacientes tuvieron la oportunidad de tomar algunas medidas pre-tratamiento que les ayudaran a descubrir posibles factores de riesgo que predispusieran a padecer fatiga crónica. El seguimiento de los pacientes se llevó a cabo durante más de seis meses.

Al comparar los resultados de aquellos pacientes - 18 en total- que finalmente desarrollaron síntomas presentaban niveles más altos de dos tipos de proteínas inflamatorias - IL-10 e IL-6 - en comparación con los demás pacientes que se recuperaron con normalidad. Estas proteínas se encontraban en los pacientes incluso antes de empezar el tratamiento.

Una de las cosas curiosas que encontraron es que, una vez que se acabó el tratamiento y ya habían desarrollado los síntomas de la fatiga crónica, no se observaban diferencias en los niveles de dichas proteínas en ambos grupos. Esto les llevó a considerar la posibilidad de que una reacción inmune exagerada podría ser la responsable de que estos pacientes desarrollen la enfermedad, pero desaparece una vez que ya la tienen.

A pesar de que son necesarias más investigaciones para confirmar que estas son las causas reales del desarrollo del síndrome de fatiga crónica, supone un gran avance en la investigación sobre esta enfermedad y puede suponer un motivo de esperanza para aquellas personas que lo padecen.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio