Publicidad

Un nuevo virus de diseño promete poder acabar con todos los tipos de cáncer
Enfermedades

Un nuevo virus de diseño promete poder acabar con todos los tipos de cáncer

Publicidad

Publicidad

La viroterapia se presenta como una de las promesas más brillantes de la oncología moderna. Destruir las células cancerígenas es una tarea difícil de afrontar. Un nuevo tratamiento asegura poder hacerlo con todas.

Sin embargo, el tratamiento solo ha sido probado en ratones. Todavía queda bastante para saber si este será tan eficaz en el tratamiento de células tumorales humanas. Los ensayos clínicos comenzarán en Australia en breve, ¿qué sabemos de este tratamiento?

Un virus para destruirlas a todas

La empresa biotecnológica Imugene ha comenzado a anunciar a bombo y platillo su intención de comenzar este 2020 con los ensayos clínicos de su nueva vacuna. Esta, cuyo protagonista es el "virus CF33", promete poder acabar con las células cancerígenas sea cual sea su origen. En realidad, el CF33 es un virus quimérico de un poxvirus con una serie de mejoras oncolíticas.

Esto quiere decir que el CF33 es un virus diseñado en el laboratorio, y que no existe en la naturaleza, especialmente para atacar a las células tumorales aprovechando algunas características esenciales de los poxvirus. Uno de sus principales investigadores es el doctor Yuman Fong, del Centro oncológico integral City of Hope, en Los Ángeles.

Photo 1535469420027 517674dad7a1

El pasado junio, el doctor Fong, junto a su equipo, presentaba unos interesantes resultados al respecto de este virus empleado sobre el cáncer de pulmón y una mutación conocida como delección de J2R. Nuevos resultados apuntan a que el CF33 no solo es capaz de acabar con el cáncer de pulmón, sino con cualquier tipo de cáncer, al menos en ratones.

Ahora, Imugene ha sido autorizada para utilizar sus investigaciones en una serie de ensayos clínicos con seres humanos, en Australia. Si se cumplen las expectativas del doctor Fong, podríamos estar ante el primer tratamiento vírico de amplio espectro. Pero no todo es oro, como dice el dicho.

¿Cuál es el mecanismo de ataque de un virus oncolítico?

Los virus con capacidad oncolítica (destructores de células tumorales) se conocen, al menos, desde los años 20. En la actualidad existen varios, como el ONYX-015 o el adenovirus Delta24-RGD empleados en ensayos clínicos para tratar diversos tipos de cáncer. Sin embargo, solo sirven para algunos muy concretos.

Esto tiene su sentido si comprendemos qué es el cáncer en ralidad. No existe un cáncer, sino miles de ellos. Cada célula tumoral tiene una razón distinta para serlo: puede ser una mutación aquí o allí. Esto las hace muy distintas entre sí, y no se comportan de la misma manera ni reaccionan igual ante las terapias. Esto explica, grosso modo, por qué un virus solo puede atacar un tipo de cáncer.

Los virus, como los poxvirus, son moléculas muy complejas que han evolucionado para detectar cierto marcador celular concreto. Si este no existe, no "atacaran" a la célula. Los virus "normales" contienen muchas medidas para detectar estos marcadores.

Sin embargo, los virus oncolíticos han sido diseñados para que solo puedan distinguir ciertos marcadores asociados con la célula cancerígena. Pero si cada tipo de célula es diferente, sus marcadores también lo son, por lo que hay que diseñar un virus por tipo de célula tumoral.

Asesino y facilitador

El mecanismo del virus CF33 tiene la misma base de la que hemos hablado, pero añade algunos puntos interesantes a la guerra contra los tumores. Aunque los equipos desconocen o no muestran los mecanismos exactos por los que CF33 selecciona solamente a las células cancerígenas, sus resultados no dejan lugar a dudas de que el virus atacan solo a los tumores.

Y no solo a aquellos en los que es inyectado, aseguran, sino también a otros alejados del tumor inicial. Una de las cuestiones más interesantes del virus es que no solo es capaz de destruir las células del cáncer, sino que también "llama" al sistema inmunitario facilitando que nuestro propio sistema de defensa aprenda sobre la existencia de estas células descontroladas, pudiendo atacar.

Photo 1560437730 7e7cdab6e9b5

Esto hace que sea aún más efectivo. Los investigadores y la empresa no dudan en asegurar que el CF33 es capaz de acabar con cualquier tipo de tumor, al menos en ratones. ¿Surtirá el mismo efecto en seres humanos? Por otro lado, también afirman que es inocuo para células sanas y que una pequeña dosis es suficiente para tratar cualquier tipo de cáncer.

Por el momento no sabemos si este virus cumplirá con todas las promesas, aunque resulte prometedor, valga la redundancia. Los ensayos clínicos, afirman las primeras notas de prensa, comenzarán este año que viene en territorio australiano. Si son positivos, estaríamos ante una posible terapia que, combinada con otras como la inmunoterapia o la radioterapia, podrían ayudar a erradicar, de una vez por todas, con gran parte de una de las enfermedades más temidas de nuestro tiempo.

En Vitónica | Tras 12 años, nos encontramos frente al segundo caso de un hombre con remisión permanente del virus del VIH

En Vitónica | Estos investigadores encuentran una nueva relación entre el consumo de bebidas azucaradas y zumos de frutas y el riesgo de padecer cáncer

Imágenes | Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir