Compartir
Publicidad
Obesidad y depresión suelen darse de forma conjunta
Enfermedades

Obesidad y depresión suelen darse de forma conjunta

Publicidad
Publicidad

Un informe llevado a cabo en Estados Unidos pone de relieve que el 43% de los adultos que fueron entrevistados en dicho informe eran también obesos. Obesidad y depresión suelen darse de forma conjunta, afirma este estudio, aunque no establece las causas de dicha relación.

Incluso hubo un mayor porcentaje de obesidad (55%) en los adultos que tomaban antidepresivos, en este estudio llevado a cabo por investigadores del Centro Nacional de Estadísticas de EE.UU.

El estudio, según señala la autora, es puramente estadístico, por lo que solo es descriptivo de la relación entre obesidad y depresión y su presencia conjunta, pero no establece causalidad. Otros factores, como sexo o raza, también influyeron en la conexión entre obesidad y depresión.

En varios sitios aparece la información: Aquí está el informe completo, el original en inglés. Aquí, acceso solo al resumen en inglés. Otras webs hablan de esta noticia, como MedlinePlus en español o fuentes de habla inglesa.

A pesar de que la información es meramente descriptiva, lo que tratan de resaltar los autores del estudio, y que tratamos de plasmar en Vitónica, es la compleja relación entre obesidad y depresión.

Ayuda Subir 1

Estilo de vida saludable: lo que se siembra, se recoge.

Sabiendo que hay muchos factores que también influyen en ambos, como el estilo de vida saludable, abandonar los hábitos nocivos, una adecuada alimentación, y ejercicio integrado en el día a día son herramientas que cada día tienen más evidencia del impacto que ejercen sobre el bienestar físico y mental.

La depresión es un problema serio de salud que requiere tratamiento médico y farmacológico especializado, además de ayuda a nivel psicológico y en otros aspectos del día a día. Desde Vitónica aprovechamos para recordar que los hábitos saludables pueden ayudar a combatir males como la obesidad y la depresión, que merman tanto la calidad de vida de quienes los padecen.

El apoyo social, con una red de familiares y amigos que ayuden, también es muy importante para ayudar a personas que sufren este tipo de patologías. Siempre hago mucho hincapié en la prevención, pues potenciando de forma precoz las condiciones de estilo de vida y hábitos saludables que han demostrado ayudar a prevenir y combatir problemas crónicos de salud podemos conseguir que haya menos probabilidad de sufrir ciertas enfermedades; o bien, que en caso de sufrirlas, se puedan afrontar mejor y superar.

El ejercicio no es la cura para todo, pero un estilo de vida activo y saludable es beneficioso para prevenir y tratar muchos males. Por suerte cada vez somos más conscientes de ello, y lo ponemos más en práctica.

Imagenes | Thinkstock 1 y 2

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio