Compartir
Publicidad

Algunos puntos para saber si debemos o no entrenar con agujetas

Algunos puntos para saber si debemos o no entrenar con agujetas
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la vuelta de las vacaciones y el retorno a la actividad deportiva, la mayoría de nosotros solemos experimentar lo que se conoce como agujetas. Se producen por el sometimiento que los músculos sufren de nuevo a la hora de hacer ejercicio y el estrés que éste les provoca. Las agujetas son un síntoma de que el ejercicio está incidiendo en los músculos, pero es importante que sepamos algunas cosas sobre ellas para saber si debemos o no entrenar con agujetas.

Antes de nada debemos saber que las agujetas son el resultado de micro roturas que sufren los músculos a consecuencia del ejercicio al que los sometemos. Estas micro roturas liberan lactato que al cristalizar produce esos pequeños dolores que se conocen como agujetas. Pero a la hora de hacer deporte existen diferentes tipos de agujetas, ya que hay intensidades. Al volver de vacaciones al gimnasio normalmente las agujetas resultantes son bastante agudas y dolorosas. En estos casos no es nada recomendable seguir entrenando si el dolor es demasiado fuerte.

Es cierto que las agujetas se solucionan haciendo más deporte, pero cuando son muy fuertes esta máxima no es la más adecuada. Los músculos en estos casos necesitan descansar, y por ello lo más inteligente es reposar y dejar que los músculos se recuperen del estrés que han sufrido. Por ello durante las primeras semanas después de las vacaciones si las agujetas son muy intensas lo mejor es dejar de realizar los entrenamientos y descansar, ya que este descanso será parte de la fase de aclimatación al ejercicio. No estamos obligados a realizar las rutinas completamente, sino de forma progresiva y poco a poco.

Estirar cuando tenemos agujetas es otra de las medidas que debemos llevar a cabo para evitar que el dolor permanezca, y es que es necesario que ayudemos dentro de lo posible a nuestros músculos a recuperarse cuanto antes. Los estiramientos mejorarán la flexibilidad muscular y la circulación sanguínea de la zona afectada. Además, es importante seguir una buena alimentación y ante todo un correcto descanso que implicará dejar de hacer ejercicio y más si la parte que nos duele interviene en la actividad que queremos llevar a cabo, pues podemos sobreentrenar el músculo y acabar lesionados.

Es necesario que prestemos atención a las agujetas, ya que los dolores musculares no aparecen al azar, sino que son la consecuencia de algo que está pasando en el cuerpo, y por ello cuando son intensos es mejor parar, recuperarnos y retomar los entrenamientos una vez tengamos los músculos de nuevo en plena forma.

Imagen | ctr

En Vitonica | ¿Qué son las agujetas? ¿Cómo se quitan?
En Vitonica | ¿Se puede entrenar con agujetas?
En Vitonica | Las agujetas no son sinónimo del trabajo bien hecho

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos