Compartir
Publicidad

Coaching deportivo: motivación, la gasolina de nuestra mente

Coaching deportivo: motivación, la gasolina de nuestra mente
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La motivación es uno de los grandes pilares para alcanzar nuestras metas: es la gasolina de nuestra mente. En dos palabras, la motivación es el "para qué" hacemos aquello que estamos haciendo: qué razón última subyace en todas nuestras acciones. Y debe formar una parte importante de nuestra vida diaria y de nuestro entrenamiento.

Descubrir el por qué y el para qué entrenamos, en el caso de la motivación deportiva, es uno de los factores más importantes de nuestro entrenamiento: ¿qué es lo que te mueve a realizar las acciones necesarias para conseguir tus metas?

La diferencia entre un sueño y una meta, según Diego Gutiérrez (profesor de la Universidad Camilo José Cela y experto en coaching deportivo: aquí podéis ver una entrevista donde habla del tema) es que el sueño no implica una acción, mientras que la meta debe venir precedida por el establecimiento de objetivos e implica una acción. Pues bien, la motivación son los estímulos que nos mueven a realizar esas acciones.

Estos estímulos son personales, y tienen mucho que ver con nuestros valores, nuestra forma de pensar y nuestra forma de ser. Podemos encontrar estímulos externos en música, fotografías o en la figura de otras personas, pero es necesario que los interioricemos y que los hagamos nuestros, aplicándolos a nuestros objetivos y a nuestra vida, para poder obtener resultados.

La motivación está basada en la gestión de las emociones: debemos buscar las razones profundas que nos hagan tomar decisiones encaminadas a nuestras metas, y que sean capaces de mantenernos en ese camino aún cuando haya dificultades.

En el caso del deporte, una de las responsabilidades del entrenador personal debe ser la de ayudar a su alumno a encontrar esa motivación que le mueve hacia su meta y elaborar un plan de acción hacia ella (establecimiento de objetivos a corto y largo plazo), así como registrar los progresos, cambiar el plan de acción si fuera necesario y reafirmar a través de la motivación el compromiso del alumno con sus objetivos.

Vitónicos, ¿para qué entrenáis? ¿Habéis encontrado ya vuestra motivación?

Imagen | Flotographic Arts en Flickr En Vitónica | Motivación fitness: nunca te conformes En Vitónica | Coaching: la importancia de lo que te dice tu despertador En Vitónica | Coaching deportivo: la importancia de fijar objetivos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio