Publicidad

Cómo colocar las manos para evitar el dolor de muñecas al practicar Yoga

Cómo colocar las manos para evitar el dolor de muñecas al practicar Yoga
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Uno de los grandes problemas que suelen aparecer cuando comenzamos a practicar Yoga es que, en determinadas posturas (y no tienen por qué ser equilibrios sobre manos) comienza a aparecer dolor en las muñecas. Es posible que no tengamos unas muñecas fuertes o con una buena movilidad, o que nunca hayamos trabajado estas características antes.

En anteriores ocasiones ya os hablábamos de la necesidad de realizar un buen trabajo de calentamiento de las muñecas (que incluya una buena movilización) y de trabajar también la fuerza de los músculos que se encuentran cerca de la articulación para evitar así el dolor.

Cómo colocar las manos correctamente sobre la esterilla de Yoga

colocar-mano-esterilla-yoga

Otra de las cosas sencillas que podemos hacer para evitar el dolor de muñecas cuando practicamos Yoga es aprender a colocar bien las manos sobre la colchoneta. Muchas veces ni siquiera nos damos cuenta de que las estamos colocando mal, ya que usamos la posición que para nosotros es más natural. Pero siguiendo estas sencillas guías mejorarás la colocación y podrás evitar el dolor en la mayoría de los casos.

  • Apoya toda la palma de la mano sobre la colchoneta: un problema común en que apoyamos las manos por su canto exterior, dejando sin peso la zona del pulgar. Apoya toda la mano sobre la colchoneta y presiona el suelo con ella.
  • No arquees la mano hacia arriba: empuja la palma de la mano contra el suelo para asegurarte de que toda la palma está plana y apoyada, y no arqueada hacia el techo.
  • Extiende tus dedos lo más que puedas: no dejes los dedos unidos, sino que es mejor extenderlos todo lo posible para disponer de una superficie de apoyo mayor.
  • Alinea tu dedo corazón para que mire hacia adelante: la posición natural de las manos generalmente supone que nuestro dedo corazón apunte en diagonal. Gira ligeramente tus muñecas hacia dentro para que el dedo corazón apunte hacia adelante.
  • Distribuye el peso por toda la mano (incluidos los dedos) y no solo sobre la palma. Sobre todo, no apoyes todo el peso sobre el "talón de la mano" (la zona más cercana a la muñeca) ya que eso creará una mayor compresión y, en última instancia, más dolor y menos comodidad.

Colocar las manos de forma correcta sobre la colchoneta al practicar Yoga puede marcar una diferencia enorme a la hora de llevar a cabo las diferentes posturas.

Imágenes | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios