Compartir
Publicidad
Publicidad

El CrossFit es un deporte para duros: algunas de las pruebas más agotadoras

El CrossFit es un deporte para duros: algunas de las pruebas más agotadoras
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos en pleno fin de semana de los CrossFit Games (si queréis conocer los horarios y dónde verlos en directo, podéis hacerlo aquí) y es posible que muchos de vosotros comencéis a interesaros por este deporte a raíz de su competición estrella.

Cada año los Crossfit Games nos sorprenden con pruebas nuevas, cada vez más duras y difíciles, que han de superar aquellos que quieran optar al título de Fittest on Earth. ¿Serías tú capaz de superarlas? Estas son algunas de las pruebas más difíciles del CrossFit, para que vayamos entrando en materia.

1RM Snatch

En realidad el snatch o arrancada es un movimiento, no una prueba: un levantamiento olímpico que el CrossFit ha integrado dentro de su sistema de competición. Sin ir más lejos, hoy mismo en los CrossFit Games tendrán que hacer frente a una prueba de 1RM Snatch: levantamiento máximo de peso con este movimiento.

Es un movimiento duro debido a su complejidad y a que requiere una gran técnica para hacerlo de forma correcta, levantar el peso que deseamos y evitar el riesgo de lesión. El snatch es un movimiento compuesto (implica varios grupos musculares y articulaciones) en el que la carga más importante del ejercicio recae en nuestro tren inferior, pero necesita también de un gran control corporal y una cintura escapular bien estabilizada.

Si queréis aprender a hacerlo bien, podéis echar un vistazo a este artículo, donde podéis ver el movimiento de la barra y de los pies paso a paso.

Levantamiento y traslado del pig

Una de las pruebas más agotadoras y de la que pudimos disfrutar en los CrossFit Games de 2015 fue la del levantamiento y traslado del pig: una enorme estructura rectangular sin agarres (lo cual dificulta enormemente el hecho de moverla) que hay que trasladar de un lado a otro de la pista dentro de un WOD más largo.

La técnica para poder mover el gigantesco pig pasa por encadenar un movimiento similar al del peso muerto para levantar uno de los extremos del suelo con otro movimiento similar al press o empuje hacia arriba y hacia delante para voltearlo y hacer que avance. Un trabajo tremendo para piernas, espalda y brazos que dejó a los participantes de esta edición de los CrossFit Games agotados.

Al lado de este movimiento, el tradicional volteo de neumático, mucho más pequeño y manejable por su forma, casi parece un juego de niños.

Flexiones cabeza abajo o handstand push-ups

Si las flexiones tradicionales ya pueden ser uno de los ejercicios más agotadores para un deportista amateur, solo tenemos que imaginarnos haciéndolas mientras estamos cabeza abajo para hacernos idea de la dificultad de este movimiento en el que los tríceps y los hombros llevan la mayor parte del trabajo.

Es más, hay mucha gente que no consigue ni siquiera llegar a hacer el pino contra una pared, que sería la primera parte de este movimiento. Una vez en esa posición, la fuerza de nuestro tren superior (sí, se puede generar un poco de impulso con las piernas, pero es una ayuda mínima) y el control corporal son nuestras bazas para conseguir realizar por lo menos una repetición.

El año pasado en los CrossFit Games decidieron complicar un poco más el movimiento, e incluyeron las handstand push-ups en anillas (¡en anillas!) como parte de uno de los WODs clasificatorios: el temido The Separator.

El temido Murph

Uno de los WODs más míticos del Crossfit es el querido y a su vez temido Murph, llamado así en honor al teniente Michael P. Murphy, caído en Afganistán en 2005. En los Crossfit Games de 2016 tanto hombres como mujeres realizaron este WOD llevando un chaleco lastrado, algo que incrementa notablemente la dificultad del entrenamiento.

Si queréis probarlo, os contamos en qué consiste: 1,6 kilómetros de carrera, seguidos de 100 dominadas, 200 flexiones y 300 sentadillas al aire que podéis encadenar en distintas rondas (generalmente se realizan cinco rondas de 20 dominadas, 40 flexiones y 60 sentadillas) para terminar con otros 1,6 kilómetros de carrera. Si queréis conocer otros WODs letales, podéis echar un vistazo a este artículo donde hemos recopilado siete de ellos.

Como veis, con tres ejercicios básicos y dos carreras cortas se puede conseguir un entrenamiento agotador, sin necesidad de movimientos llamativos o complejos. ¡Que viva Murph y que viva lo sencillo!

Imagen | Reebok
Vídeo | Crossfit
En Vitónica | ¿Cómo es una competición de los CrossFit Games? Podemos verlo en Fittest on Earth, ya disponible en Netflix
En Vitónica | Froning: el documental sobre la vida y el entrenamiento del crossfitter más legendario llega a Netflix

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos