Compartir
Publicidad

Entrena en casa: ¿qué necesitas?

Entrena en casa: ¿qué necesitas?
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Poco tiempo disponible, falta de presupuesto, dificultad al conciliar vida laboral y personal... Muchos son los motivos que nos pueden llevar a querer entrenar en nuestra propia casa. Os contamos qué necesitáis para entrenar en casa.

Si habéis decidido entrenar en casa... ¡enhorabuena! El primer paso, y generalmente el más difícil, es tomar la decisión de que quieres entrenar: si tienes esto claro, lo demás vendrá rodado. Vamos por partes: ¿qué necesitas para poder entrenar en casa?

Imprescindible: un objetivo y motivación

La buena noticia es que no hay absolutamente nada imprescindible para entrenar en tu propia casa: lo único que te hace falta es mucha motivación y ganas. Fíjate un objetivo (realista y medible en el tiempo) y trabaja cada día para conseguirlo. Escríbelo, porque te ayudará a tenerlo presente: ¿lo tienes? ¡vamos!

¿Qué material necesito? Los imprescindibles

Personalmente, lo único que considero "casi imprescindible" para entrenar en casa es una colchoneta: yo tengo una de 1'85 x 0'60 metros, donde quepo bien, y además es muy cómoda. Si vais a practicar ciertas disciplinas como Pilates, Yoga o stretching, adquirid una colchoneta de calidad: será una buena inversión.

Ahora os cuento cuáles son mis imprescindibles para entrenar en casa, a modo personal. Lo primero, y la que ha sido mi mejor compra en lo que se refiere a fitness: un medidor de intervalos. Yo suelo trabajar en forma de circuito (en el gimnasio también lo hacía) y este aparatito es súper útil para marcar los intervalos de trabajo y descanso.

gymboss

Actualmente hay muchas aplicaciones móviles, tanto para IOS como para Android, que cumplen las mismas funciones, pero yo compré mi medidor hace tiempo. Este en concreto, llamado Gymboss, podéis comprarlo on-line en muchos colores.

Otro de mis imprescindibles es la cuerda para saltar: la mía es la que usaba cuando entrenaba rítmica, pero la tenéis disponible en cualquier tienda de deportes por muy poco dinero. Saltar a la cuerda es uno de los entrenamientos de cardio más exigentes, y apenas se necesita espacio. Si lo combináis con el medidor de intervalos tendréis un entrenamiento brutal.

Mi último imprescindible es el fitball o pelota suiza: no es nada caro para todo lo que me sirve. Generalmente lo suelo utilizar en mi entrenamiento de Pilates, pero es muy versátil si queremos añadir dificultad a los ejercicios, creando inestabilidad y haciendo trabajar a tope nuestro core.

No tan imprescindibles, pero útiles

Veamos otros materiales de los que dispongo, que no me parecen imprescindibles, pero que pueden ser muy útiles a la hora de montar una rutina de entrenamiento en casa.

En primer lugar, una banda elástica para realizar ejercicios de fuerza y resistencia muscular. Lo bueno de la banda elástica es que, dependiendo de la altura a la que agarremos la banda, podemos trabajar con distintas resistencias (mayor resistencia cuanto más cerca del punto de anclaje). Es versátil, pero no me parece imprescindible.

Un par de mancuernas nunca están de más para entrenar en casa: lo ideal es que podáis utilizar diferentes cargas para los distintos grupos musculares. La versión casera, si no tenéis mancuernas, son las botellas de agua: no son muy cómodas, pero hacen el apaño.

Para mí estos son los básicos que necesitáis para entrenar en casa. ¿Se puede entrenar sin ninguno de estos materiales? Sí, por supuesto que se puede, pero disponer de estos os darán una mayor variedad en los ejercicios, que también es importante.

Y vosotros, ¿de qué material disponéis para entrenar en casa?

En Vitónica | Entrena con tu peso corporal: ¡cero excusas!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio