Elevaciones posteriores de hombros: hazlas así para potenciar la calidad de tu entrenamiento con pesas
Entrenamiento

Elevaciones posteriores de hombros: hazlas así para potenciar la calidad de tu entrenamiento con pesas

El hombro es uno de los grupos musculares dentro del mundo de la fuerza al que las personas le dan una mayor importancia ya que, estéticamente, tener unos hombros grandes, queda extremadamente bonito.

Debido a su forma triangular, el músculo deltoides comúnmente se subdivide en porciones anterior, medial y posterior, siendo responsable de varios movimientos de la articulación glenohumeral como la abducción del hombro, flexión de hombro y aducción horizontal, así como extensión y abducción horizontal del hombro.

Dentro del mundo del gimnasio, lo más común es observar a las personas realizar, sobre todo, un entrenamiento del deltoides anterior y medial y, normalmente, del posterior se olvidan ya que es menos , pero realmente es muy importante.

En este artículo os vamos a enseñar un ejercicio que realmente tiene mucho impacto y estimula mucho el deltoides posterior para que podáis hacer el ejercicio correctamente y ganéis masa muscular en esa porción del deltoides.

Cómo hacer elevaciones posteriores

Para realizar correctamente este ejercicio, lo primero es coger un peso con el que realmente podamos hacer bien este ejercicio sin hacer tirones. Hay muchas personas que cuando hacen este ejercicio, al coger mucho peso, flexionan mucho los codos y en lugar de intentar elevar las mancuernas con el deltoides posterior, lo hacen con toda la espalda, y esto es un error.

Lo primero de todo es, sobre todo para evitar lesiones, coger un peso con el que sepamos de verdad que vamos a poder y estimular la zona que queremos trabajar.

A partir de aquí, podemos sentarnos o quedarnos de pie aunque, a modo de preferencia personal, me gusta más sentado para evitar tirones y no cargar la espalda. A partir de que estemos sentados, flexionamos la cadera todo lo posible para que realmente el ejercicio que hagamos sean unas elevaciones totalmente horizontales y el estimulo incida, sobre todo, en la  posterior.

Es importante que flexionemos un poco los codos para que el hombro no sufra mucho estrés. Por otro lado, si los flexionamos mucho, el brazo de palanca será tan pequeño que el estímulo será casi nulo.

Este es un ejercicio que, a diferencia de otros como la sentadilla, peso muerto, etc., no recomendaría realizar a bajas repeticiones, por lo que, como mínimo, haría un total de 12-15 repeticiones por serie y no descansaría más de 1-1.30 minutos entre series.

ljk

Si de verdad hemos hecho un buen entrenamiento de deltoides posterior y permitimos que este músculo crezca, veremos que nuestra espalda se observa mucho más fuerte y grande que antes.

En Vitónica | Antinutrientes en alimentos: qué son, dónde encontrarlos y cómo disminuir su presencia en nuestra dieta

En Vitónica Esta es la única razón por la cual consumir batidos caseros es efectivo para perder peso

Imágenes | iStock

Vídeo | AnthoniMontalvan

Temas
Inicio
Inicio