Compartir
Publicidad

#RetoVitónica: siete posturas de Yoga para practicar en la playa este verano

#RetoVitónica: siete posturas de Yoga para practicar en la playa este verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Somos muchos los que optamos por seguir entrenando aun cuando estamos de vacaciones, quizás no al mismo ritmo o con la misma intensidad que durante el resto del año, pero sí seguimos moviéndonos y practicando deporte. Los deportes de agua o las distintas actividades en la playa son ideales para matenernos activos.

El Yoga es una de las disciplinas que más se prestan a salir de la sala del gimnasio o del estudio para ser practicadas al aire libre. En la playa podemos aprovechar la brisa del mar y el sonido de las olas para conseguir una experiencia completa de conexión cuerpo mente.

Por eso esta semana os proponemos siete posturas diferentes de Yoga ideales para llevar a cabo en la playa. Guarda 15 minutos a primera hora de la mañana o en el ocaso para seguir poniéndote en forma este verano.

Como siempre, os recordamos que podéis seguir nuestros retos semanales a través de nuestro perfil de Instagram, donde os ofreceremos tips y consejos sobre cada una de las posturas. Todas las publicaciones estarán marcadas con el hashtag #RetoVitónica para que os sea sencillo dar con ellas y guardarlas.

Siete posturas de Yoga para practicar en la playa

reto-vitonica-yoga-playa
  • Postura del triángulo o Trikonasana: extiende tu toalla y utilízala como colchoneta improvisada para realizar esta postura sobre ella. Mejora la movilidad de tus hombros como preparación para hacer unos largos en el mar después.
  • Postura del árbol o Vrksasana: una postura sencilla que pone a prueba nuestro equilibrio, más en una superficie irregular como es la arena de la playa. Recuerda que puedes apoyar el pie que queda en el aire sobre el gemelo o sobre el muslo, pero no sobre la rodilla para evitar posibles lesiones.
  • Postura del pez o Matsyasana: ideal para corregir la postura de hombros y cuello adelantados. Si eres principiante, necesitas apoyo en la zona lumbar y no tienes unos bloques de Yoga a mano, siempre puedes hacer un montoncito de arena bajo la toalla para descansar la espalda.
  • Postura del cuervo o Kakasana: uno de los grandes temores al practicar la postura del cuervo es el de irnos de cabeza contra el suelo (aunque rara vez ocurre). Haz un montoncito de arena sobre el que puedas apoyar la cabeza para comenzar a practicar (generalmente se usan bloques de yoga para este propósito) y para llegar a hacer el equilibrio sin ayuda.
reto-vitonica-yoga-playa
  • Postura del arco o Dhanurasana: busca un lugar donde la arena sea blandita y no esté compacta (que no esté húmeda, aléjate de la zona más cercana al mar) para realizar esta postura de Yoga. A través de ella, además, mejorarás la movilidad de tus hombros. 
  • Postura del bailarín o Natarajasana: en este caso, la arena como superficie irregular e inestable nos hará un poco más complicado mantener el equilibrio. Aprovecha para trabajar la propiocepción con los pies descalzos sobre la arena.
  • Equilibrio sobre la cabeza o Sirsasana: si crees que el suelo de parqué que suele haber en gimnasios y estudios es demasiado duro para realizar este equilibrio sobre la cabeza, la arena es tu mejor amiga. Recuerda realizar pesión con los codos y los antebrazos sobre la arena para facilitar la subida.

Imágenes | Unsplash, iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio