Tres consejos para mejorar tu rendimiento en el fútbol que puedes trabajar fuera del campo

Tres consejos para mejorar tu rendimiento en el fútbol que puedes trabajar fuera del campo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El fútbol es uno de los deportes más practicados en todo el mundo, y es por ello que a muchas personas les interesa mejorar y optimizar sus resultados en esta disciplina.

Aunque practicar y entrenar frecuentemente es algo que lógicamente puede ayudarnos a jugar mejor al fútbol, puede que haya ciertas pautas que no hayas valorado y que sin embargo también pueden serte útiles.

Controlando la ingesta energética

Si nos excedemos continuamente en la cantidad de calorías que ingerimos, terminaremos ganando peso, y este peso puede lastrarnos a la hora de disputar un partido de fútbol, haciendo que nuestra energía se agote antes y que nuestro rendimiento se vea limitado.

Por otro lado, si limitamos demasiado nuestra ingesta calórica ocurrirá algo similar, y es que terminaremos perdiendo peso pero a costa de contar con muy poca energía para emplearla en el deporte.

Comida

Por ese motivo no deberíamos dejar al azar el aporte calórico de nuestra dieta y en su lugar deberíamos tratar de mantener siempre un peso que nos permita mantenernos ágiles y con energía, sin tener que renunciar a consumir una cantidad significativa de calorías, vitaminas y minerales.

En relación con todo esto, una buena estrategia para mejorar el rendimiento es aumentar la ingesta de calorías durante los días previos a un partido, viniendo estas principalmente en forma de carbohidratos.

Consiguiendo el reparto óptimo de nutrientes

La alimentación de un futbolista debería tratar de buscar conseguir un buen estado de salud y proporcionar energía suficiente como para los eventos deportivos.

Para ello, la ingesta proteica es recomendable que oscile entre 1.4 y 1.6 gramos de proteína por kilogramo de peso, de modo que una persona de 70 kilos consuma entre 98 y 112 gramos diarios.

Alimentos Proteicos

Aunque este segundo macronutriente depende mucho de la actividad física que se practica durante el resto del día, un buen punto de partida puede ser tratar de consumir entre tres y cinco gramos de carbohidratos por kilo de peso.

Si el futbolista no está tratando de perder peso, la ingesta de grasas debería situarse en torno a un gramo por kilo de peso, y estas deberían proceder del aceite de oliva, los frutos secos y los pescados grasos.

Mejorando fuera del campo

Aunque los entrenamientos específicos de fútbol son muy importantes, una buena forma de seguir mejorando es seguir entrenando fuera del campo siempre y cuando no comprometamos la recuperación.

Una de las cosas que más puede ayudarnos a mejorar nuestro rendimiento es hacer series de sprints, ya que estos esfuerzos se producen a alta intensidad tal y como ocurriría al acompañar una jugada por la banda o al avanzar hacia la portería contraria.

Corredor Sprint

El entrenamiento de fuerza y el entrenamiento pliométrico también pueden hacernos menos propensos a sufrir lesiones, pueden ayudarnos a aumentar nuestra explosividad y pueden ayudarnos con los cambios de dirección, por lo que deberías valorar incluirlos.

Por último, el entrenamiento de carrera continua también puede ayudarnos a mejorar nuestra resistencia y nuestra condición cardiorrespiratoria, así que también puede sernos muy útil sobre todo si notamos que nos cuesta completar los entrenamientos.

En Vitónica | Este es el entrenamiento de fuerza que te hará correr más rápido en distancias cortas

En Vitónica | 23 variaciones de ejercicios pliométricos para incluir en tu entrenamiento

Imágenes | iStock

Temas
Inicio