Compartir
Publicidad
Publicidad

Un circuito de entrenamiento metabólico para hacer en el gimnasio

Un circuito de entrenamiento metabólico para hacer en el gimnasio
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de entrenamientos de alta intensidad, lo primero en lo que pensamos es en ejercicios cardiovasculares como unidad principal de nuestros entrenamientos; pero los entrenamientos metabólicos, a pesar de ser muy parecidos a las rutinas HIIT, tienen diferencias significativas, por lo que debemos analizarlos a parte.

Este método de entrenamientos se basa en una mezcla de ejercicio cardiovascular y entrenamiento de la fuerza como método para acelerar las pulsaciones de nuestro organismo y de esta forma lograr como efecto principal el aumento de nuestro gasto metabólico basal (el gasto energético cuando estamos en reposo).

¿Qué es el entrenamiento metabólico?

Para que un entrenamiento pueda considerarse metabólico, hay una premisa que debe cumplir necesariamente: que sea capaz de elevar nuestra tasa metabólica basal y genere lo que conocemos como "efecto EPOC", es decir, el efecto de consumo de oxígeno post-ejercicio. Debemos recordar que el efecto EPOC puede durar hasta 72 horas una vez finalizada nuestra rutina.

Generalmente, este tipo de entrenamientos se componen de sesiones tipo HIIT, caracterizadas por los entrenamientos de alta intensidad y en las que introducimos breves periodos de tiempo de descanso o descanso activo entre ejercicios o entre series.

Wall Ball

Un entrenamiento que se ha puesto muy de moda cuando hablamos de entrenamientos metabólicos es el "método MetCon".

Ventajas del entrenamiento metabólico sobre el entrenamiento convencional

Al componerse principalmente de sesiones tipo HIIT, las ventajas del entrenamiento metabólico respecto a los entrenamientos convencionales van a ser similares a las que nos proporcionan los entrenamientos de alta intensidad:

  • Reducción del tiempo necesario para realizar nuestros entrenamientos: con estos entrenamientos, podemos organizar sesiones de menor duración que las convencionales debido a la forma de trabajar los ejercicios.

  • Mejora del rendimiento físico global: no sólo por la ganancia de condición física a nivel cardiovascular, sino que también nos va a permitir mejorar otros aspectos como son la coordinación, el equilibrio, la agilidad...

  • Variedad de rutinas: debido al amplio abanico de ejercicios que vamos a poder introducir, son rutinas que se harán dinámica y nos motivarán a seguir trabajando evitando caer en la pereza y la monotonía.

  • Mejora de la funcionalidad de nuestro core: debido al gran número de ejercicios que podemos introducir con componentes de inestabilidad, a través de este sistema de entrenamientos vamos a vernos a obligados a fortalecer nuestro core, lo cual nos hará más "funcionales" y nos protegerá de ciertas lesiones.

Fuerza
  • Mayor activación muscular: al componerse básicamente de ejercicios multiarticulares o compuestos, los entrenamientos metabólicos van a activar mayor masa muscular en menos tiempo del que necesitaríamos con un entrenamiento convencional.

Un circuito de entrenamiento metabólico para hacer en el gimnasio

Imágenes | iStock

En Vitónica | HIIT avanzado para quemar tu grasa rebelde

En Vitónica | Ejercicio de fuerza step-ups, y sus nueve variantes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos