Compartir
Publicidad
Probamos los auriculares sumergibles JBL Endurance Dive: ponle ritmo a tus entrenamientos de natación
Equipamiento

Probamos los auriculares sumergibles JBL Endurance Dive: ponle ritmo a tus entrenamientos de natación

Publicidad
Publicidad

Nota de Vitónica

Hace unos meses os hablábamos de uno de los lanzamientos de este verano: los auriculares sumergibles JBL Endurance Dive, que nos permiten escuchar nuestra música favorita también mientras entrenamos en el agua. Este verano hemos tenido la oportunidad de probarlos, tanto en la playa como en la piscina, y os contamos cuál ha sido nuestra experiencia con ellos.

JBL Endurance Dive: características técnicas

JBL-endurance-dive

Los auriculares JBL Endurance Dive son unos auriculares inalámbricos con conexión bluetooth que podemos utilizar tanto emparejados con nuestro teléfono móvil, como de forma independiente. Al utilizarlos de forma conjunta con el móvil nos permiten tanto escuchar música como interactuar con el teléfono incluso respondiendo llamadas gracias a su micrófono integrado.

A la hora de utilizarlos de forma independiente, los JBL Endurance Dive cuentan con 1 Gb de memoria que nos permite almacenar en su interior hasta 200 canciones. Para introducir las canciones en la memoria de los auriculares solamente tenemos que conectarlos con su puerto mini USB a nuestro ordenador y copiar las canciones en el dispositivo.

Su certificado de protección IP X7 hace que estos auriculares sean adecuados para utilizarlos dentro del agua, tanto en el caso de piscinas como del mar. Si vamos a usarlos dentro del agua no podremos hacer uso del bluetooth, sino solo utilizarlos de forma independiente.

JBL-endurance-dive

Una de sus características principales es la carga rápida: con 10 minutos de carga prometen hasta una hora de batería. Una carga completa, de alrededor de dos horas, puede ofrecernos hasta ocho horas según la marca.

Los JBL Endurance Dive vienen acompañados de tres pares de almohadillas de silicona de diferentes tamaños, para que aciertes cuando vayas a utilizarlos. También se acompañan de una bolsita de silicona para hacer más seguro su transporte y de un cable mini-USB para poder cargarlos.

El precio de los JBL Endurance Dive es de 99 euros en los distintos distribuidores.

Nuestra experiencia con los JBL Endurance Dive: al agua, con música

JBL-endurance-dive

Aproveché las vacaciones en la playa para probar durante una semana estos nuevos auriculares sumergibles, y la verdad es que la experiencia ha sido muy satisfactoria e incluso podría decir que ha mejorado las expectativas que tenía sobre ellos.

Unos auriculares sumergibles muy cómodos, con muy buen ajuste y una buena calidad de sonido

Se trata de unos auriculares muy cómodos y fáciles de colocar con los que, una vez que los has ajustado bien, no entra ni una pizca de agua en el oído. La clave está en el modo de colocación, que aparece reseñado en las instrucciones: colocar el auricular dentro del oído y girar el clip hacia atrás para que encaje perfectamente. Este tipo de ajuste hace que los auriculares no se muevan nada mientras estamos nadando, sea al estilo que sea. La colocación del clip permite también usarlo junto con unas gafas de natación sin que sean molestos.

La conexión con el teléfono es muy sencilla: al encender los auriculares por primera vez, estos ponen autométicamente el modo de emparejamiento con el teléfono. Lo único que tenemos que hacer es buscar su nombre en las conexiones bluetooth de nuestro móvil y conectarlos para que comiencen a funcionar.

El clip de los auriculares (PowerHook) cuenta con un pequeño imán que sirve como botón on-off automático: al abrir el clip para colocarnos los auriculares estos se encienden automáticamente en el último modo que se utilizó (ya sea bluetooth o música de su memoria interna).

JBL-endurance-dive

me costó un tiempo habituarme a los controles de los JBL Endurance Dive: tanto el volumen como el avance rápido y el retroceso de las canciones y el cambio de modo bluetooth a modo autónomo se manejan desde el auricular derecho, sin botones, solo pulsando o pasando el dedo por el auricular. Esta parte del auricular es altamente sensible y a poco que pasemos el dedo por encima ya reconoce el movimiento.

El uso de los controles táctiles se pierde cuando estamos sumergidos y es un poco complicado al principio

Al no haber un "botón" de play o de cambio de un modo a otro, tienes que aprenderte los comandos de memoria. Algunos son muy intuitivos y funcionan de forma similar a otros auriculares (un toque para pausar, dos toques para pasar a la siguiente canción, deslizar el dedo hacia arriba para subir el volumen); pero cuando pasamos a controles más específicos como cambiar de bluetooth a modo autónomo o bloquear los auriculares para meternos al agua, la cosa se complica.

Otro de los "peros" que pondría a los auriculares es que antes de meterte al agua tienes que bloquearlos (ya os he dicho que el sensor táctil es muy sensible: una vez me metí en el mar sin bloquearlos y las canciones empezaron a pasar a su antojo) y esto ya no nos deja tener control sobre los auriculares: no podremos subir o bajar el volumen ni pasar de una canción a otra.

Tampoco es posible usar el bluetooth mientras estamos sumergidos: debajo del agua la conexión bluetooth se apaga por completo.

Si hablamos de la calidad de sonido, la verdad es que es mucho mejor de lo que esperaba: se comportan como auriculares deportivos de buena calidad, incluso debajo del agua.

JBL Endurance Dive: la opinión de Vitónica

JBL-endurance-dive

Si bien es cierto que los primeros días me volvía loca con los controles táctiles, una vez que me he hecho con ellos y he automatizado bien todas las acciones ha sido un gustazo utilizar estos auriculares.

A destacar sobre todo su comodidad y buen ajuste, ya que esperaba tener que estar recolocándolos al nadar y para nada ha sido así: no se mueven nada mientras estás en el agua. Como cualquier auricular intrauricular, notas que llevas algo en el oído, pero no es para nada incómodo.

Esta comodidad también se replica fuera del agua, donde los he utilizado tanto para escuchar música tranquilamente como para hacer deporte y contestar llamadas sin que se movieran. Muy buenas sensaciones también en cuanto a comodidad y sujección cuando realizamos deportes de impacto como por ejemplo salir a correr.

A mejorar: si pudiéramos usar la conexión bluetooth también estando sumergidos en el agua, para no depender de la música almacenada en los propios auriculares, serían perfectos. Quizás en próximos modelos.

En resumen, una muy buena opción para utilizar tanto como auriculares deportivos como para su uso dentro del agua.

Imágenes | @ladyfitnessmad
En Vitónica | Como música para tus oídos: SPC lanza dos nuevos modelos de auriculares deportivos inalámbricos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio