Compartir
Publicidad

La electroestimulación, un complemento ideal al entrenamiento

La electroestimulación, un complemento ideal al entrenamiento
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La electroestimulación o estimulación eléctrica neuromuscular (EEN) es una terapia que ha evolucionado muchísimo en las últimas décadas. Consiste en inducir la contracción de la fibra muscular de manera artificial mediante la creación de una diferencia de potencial entre unos electrodos de superficie. Esta diferencia de potencial, estimula el nervio motor que, a su vez, lo hace sobre las placas motoras asociadas y reproduce con total fidelidad la contracción muscular voluntaria.

Debemos destacar la gran diferencia de este tipo de estimulación con las microcorrientes empleadas de manera tradicional en fisioterapia. Éstas últimas son de muy alta frecuencia y su fundamentación se derivada de los estudios de Kotz a principios de siglo.

Aspectos más importantes a tener en cuenta:

a) No todos los instrumentos de electroestimulación son iguales. Utiliza sólo aquellos con el sello de certificación europea CE y que estén acreditados como aparatos de índole médica. b) La EEN no es un sustituto del entrenamiento sino un complemento ideal para descargar tensiones, continuar el entrenamiento en periodos de fatiga, potenciar la musculatura agonista o prevenir lesiones. c) Son necesarias varias sesiones para notar resultados. Además, las sesiones deben cumplir con las mismas pautas del entrenamiento, si no son suficientemente intensas, no tendrán ningún resultado. d) La EEN no quema grasas ya que éste es un tejido no estimulable. Sin embargo, sí que estimula la quema de calorías contribuyendo de manera indirecta. Sencillamente, la EEN no es efectiva porque uno necesitaría estar 'enchufado' todo el día para notar resultados. e) No todos los aparatos de electroestimulación son igual de eficaces. Éste debe ser un generador de corriente constante con impulsos rectangulares compensados y simétricos, con programas calibrados según unas frecuencias precisas (de 1 a 120 Hz) y unas cronaxias o amplitud del impulso preestablecidas (de 30 a 450 microsegundos). La frecuencia de estimulación estará relacionada con el tipo de fibra muscular que queramos trabajar y la cronaxia con el músculo concreto que estemos estimulando. f) Es necesario estudiar la planificación de los programas para comprender sus aplicaciones. g) Es necesario un entrenamiento constante para dominar el umbral del dolor y conocer los límites personales. h) La EEN no proporciona ninguna mejora a nivel cardiovascular debido a que ésta actúa directamente sobre la fibra muscular y no produce un incremento de la frecuencia cardiaca. i) Existen grupos de riesgo que deben tener especial cuidado: embarazadas, personas con marcapasos o enfermedades coronarias, personas con problemas en la circulación periférica, etc

Más información | EEN: Parámetros y aplicaciones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos