Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos consejos para que comer patatas fritas no sea tan nocivo para la salud

Algunos consejos para que comer patatas fritas no sea tan nocivo para la salud
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro de todos los alimentos prohibidos por la mayoría de dietas las patatas fritas son una de las estrellas, y es que su alto poder calórico y su poco aporte nutritivo las convierte en un plato que no tiene mucha aceptación por parte de los nutricionistas.

Es cierto que por muchos las patatas fritas son consideradas como un alimento nada bueno, mientras que otro sector las considera un alimento muy nutritivo, y es que en cierta forma lo son, pues nos aportan grandes dosis de hidratos de carbono necesarios para realizar las actividades cotidianas. Pero no debemos olvidar que su aporte calórico es alto, pero la calidad y la cantidad de éstas dependerán de un tipo u otro de patatas fritas. Para saber esto es importante que sepamos algunas cosas sobre este alimento controvertido.

¿A quién no le apetece de vez en cuando comerse unas patatas fritas?, desde luego que no es un alimento del que hay que abusar, pero en ocasiones las comemos, y por eso es importante que sepamos cuáles son las mejores para nuestra salud. Ante todo debemos saber que el principal problema de las patatas fritas es que se fríen en aceites que no son del todo saludables, ya que al calentarse una y otra vez acaban por aportarnos demasiadas grasas trans y toxinas nocivas para el organismo debido a su poder acumulativo.

Para evitar añadir un tipo de grasas nada saludable para nuestra salud es aconsejable elegir patatas fritas en aceite de oliva. Este tipo de aceite es más resistente a los cambios de temperatura por lo que apenas pierde sus cualidades beneficiosas para la salud. A pesar de tener alto contenido en ácidos grasos, este tipo de patatas fritas siempre serán más saludables al contener el omega-3 propio del aceite de oliva. Además, al aguantar mejor las altas temperaturas el aceite de oliva apenas sufre cambios y acumula muy poca toxinas.

De las patatas fritas light o bajas en calorías debemos desconfiar, ya que para suplir el aporte de grasas normalmente se aliñan con edulcorante u otro tipo de sustancias orientadas a realzar su sabor y hacerlas más atractiva. Además normalmente nos incitan a comer más, pues pensamos que su bajo contenido en calorías nos ayudará a no coger peso. Realmente esto no es así, ya que apenas tienen muchas menos calorías y entono a un 20% menos de grasas que acaban siendo de mala calidad e igual de nocivas.

En cualquier caso desde Vitónica recomendamos el consumo de patatas fritas elaboradas por nosotros mismos en aceite de oliva. Siempre controlaremos los ingredientes que utilizamos, calentando solamente una vez el aceite y evitando de esta manera la adulteración del mismo. Si además cortamos las patatas más gruesas evitaremos que éstas absorban más cantidad de aceites, y si al sacarlas las escurrimos bien el aceite conseguiremos restar unas pocas calorías.

Desde luego que de vez en cuando podemos darnos algún que otro capricho culinario, pero siempre es mejor que sepamos cuáles son las mejores posibilidades para mejorar nuestra salud y evitar que los alimentos ricos en calorías sean tan malos como normalmente nos los pintan.

Imagen | SXC

En Vitonica | ¿Por qué engordan tanto las patatas fritas?
En Vitonica | Demasiada grasa en las bolsas de patatas fritas (no todo aceite vegetal es saludable)
En Vitonica | Las bolsas pequeñas de patatas fritas engordan más

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos