Compartir
Publicidad

Consumimos mucho más azúcar del que pensamos

18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer vi un documental que me hizo recapacitar mucho sobre cómo la sociedad está tan desinformada. Este documental muestra uno de los problemas más graves a los que se enfrenta la población actualmente: la obesidad infantil. Tratando de hacernos ver en gran parte del vídeo la cantidad de azúcar que consumimos al día sin darnos cuenta.

En una de las partes de este documental (minuto 13:43 en adelante), preguntan a las personas cuánto azúcar consumen si beben un refresco azucarado al día y las cuentas son las siguientes :

  • Una lata contiene 37g de azúcar (149 Kcal)
  • Si consumimos una lata al día, durante una semana, estaremos consumiendo 37 x 7 = 259g de azúcar, 1043Kcal el equivalente a dos comidas compuestas de una ensalada de lechuga, espinacas, 100g de tomate, 200g de brócoli, 160g de pechuga de pollo, un huevo a la plancha, 15g de frutos secos, una pieza de fruta y un yogur desnatado. Visto así parece much,o ¿no?
  • En un mes, habremos consumido nada menos que 1Kg 100g de azúcar
  • Y a lo largo de un año entero 14Kg de azúcar y un total de 54385Kcal provenientes únicamente de los refrescos azucarados, el equivalente calórico (que no nutricional) a 34Kg de ternera magra.
  • Suponiendo que nos hemos excedido cada día únicamente en 100Kcal provenientes además de azúcares, nos encontraremos con una ganancia anual de grasa de cuatro Kg, grasa que para quemarla será necesario correr a un ritmo alto unas 60 horas.

Si sumamos esto a un estilo de vida cada vez más sedentario y al consumo excesivo de alimentos procesados (bollería industrial, patatas fritas, etc) nos encontramos con un grave problema de salud. El sobrepeso y la obesidad son desencadenates de enfermedades como diabetes tipo 2, ECVs (enfermedad cardiovascular), estrés, depresión e incluso cáncer.

Al año mueren más de 35 millones de personasa causa de los malos hábitos que posee la sociedad actual en cuanto a lo deportivo y a la alimentación se refiere. Nunca es tarde para mejorar y no debemos esperar a estar enfermos para empezar a cuidar nuestra salud.

Así que, coge las zapatillas, la raqueta, el balón, las mancuernas o lo que necesites para practicar el deporte que más te gusta y comienza a mejorar tus hábitos alimenticios de forma progresiva, tu salud y en definitiva tu vida. Sin darte cuenta, pasarán tres semanas y habrás creado unos hábitos que te harán sentirte mejor contigo mismo no solo físicamente, sino también mentalmente.

En Vitónica | El problema nunca ha sido la grasa, el problema es el azúcar (III)

Vídeo | Maria Farinha Filmes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio